Buscar este blog

6 de noviembre de 2013

MITOS Y VENTAJAS DE ESTERILIZAR A TU PERRO


¿DEBO ESTERILIZAR/CASTRAR A MI PERRO? ¿POR QUÉ?





No existen desventajas médicas ni clínicas para rechazar la esterilización. Todo lo contrario, existen múltiples ventajas para el animal.

La única barrera de algunos propietarios es el prejuicio de seguir humanizando a los animales.





Castración o esterilización son términos que se refieren a lo mismo, es decir una técnica destinada a evitar la reproducción indiscriminada y por lo tanto la superpoblación de nuestros compañeros y amigos.

Esta superpoblación lleva a animales abandonados, desnutridos, enfermos o muertos por accidentes.


Es por esto que debemos evitar que se reproduzcan sin control y el método más seguro y menos arriesgado es la castración. 






Ventajas de la esterilización en hembras:

—Eliminación del celo, con lo que dejan de manchar en casa y de atraer a machos.

—Se eliminan las camadas indeseadas y el escapismo de las hembras en celo.

—Se eliminan los embarazos psicológicos y en consecuencia reducción de estrés.

—Evita las infecciones uterinas (piometras) y tumores de útero, por lo que aumenta la esperanza de vida.

—Disminuye, cuando se hace a una edad temprana, hasta en un 90% los tumores de mama.






Ventajas de la esterilización en machos:

—Reduce en un 80% las "escapadas" de los perros y por lo tanto se elimina en un altísimo porcentaje el riesgo de robo del animal, de extravíos y de muertes por atropello y envenenamientos.

—Reduce en un alto porcentaje las montas inapropiadas del perro (en el sofá, en las piernas de los propietarios, etc.) No se obtiene una efectividad del 100% porque intervienen otros factores, por ejemplo, el aprendizaje de conductas adquiridas. 


—Reduce el marcaje incontrolado con orina y la agresividad frente a otros perros machos. 

—Previene la aparición de ciertos tumores alrededor del ano y en los testículos.

A diario se sacrifican miles de perros en nuestro país, la mayoría han sido en su día fruto de camadas no deseadas que han acabado siendo abandonados.


Miles de animales esperan un hogar en Protectoras y Perreras. Es por esto, además de por los beneficios en su salud, que debemos evitar que se reproduzcan, y el método más seguro es la esterilización / castración.








MITOS DE LA ESTERILIZACIÓN

Mito: Los perros se vuelven  menos activos y obesos como resultado de la esterilización.
A medida que crece cualquier animal, es necesario que sus amos dosifiquen su consumo de alimentos para compensar una vida más sedentaria o adapten el tipo de pienso a uno más bajo en proteínas.

Mito: Las perras deben haber tenido por lo menos una etapa de celo o una camada antes de poder ser esterilizadas.
No existe ninguna evidencia médica que justifique que una perra deba ser esterilizada una vez tenido un celo o una camada. De hecho, la esterilización elimina totalmente la posibilidad del desarrollo de cáncer ovárico y uterino y si se realiza antes del primer celo elimina casi por completo la posibilidad de desarrollar de cáncer mamario.

Mito: Es que es carísimo.
Cada veterinario establece el precio que considera apropiado para la intervención, no hay unas tarifas prefijadas. Por tanto, dependerá del veterinario que elijas, de si es macho o hembra, de su tamaño...

Mito: Es que no vigilará tanto la casa.

La personalidad del perro no depende tanto de las hormonas sexuales como de su herencia genética y su entorno, por lo tanto su tendencia a proteger a los suyos no se ve afectada. Un perro debe ser querido en primer lugar como animal de compañía. En el mercado hay numerosos tipos de alarmas que pueden ayudar a proteger tu hogar.

Mito: No debemos privarles de lo que la Naturaleza les dió.
Ante esta pregunta debemos realizarnos la siguiente: ¿Hay derecho a que cachorros inocentes sean sacrificados a diario por no tener hogar?
Más bien, tenemos el deber de protegerlos, de procurarles una vida plena y feliz; por eso la esterilización es parte de la solución para frenar la cantidad ingente de animales a la espera de encontrar dueño, abandonados, sacrificados...

La Naturaleza no es la que cuida ni busca el bien de esos seres inocentes, sino que somos los humanos. Ellos están a expensas de nosotros, y tal y como está el panorama actualmente, lo más responsable es esterilizarlos.





Para un animal, el sexo es únicamente un proceso físico de reproducción; el sexo para ellos sólo es necesario para la permanencia de su especie. Y sobra decir que la especie canina no está en vías de extinción.


No debemos "humanizar" la sexualidad de los animales; ellos se reproducen por un atávico instinto de supervivencia de la especie, no lo hacen por sentirse realizados o ser más felices.

Ellos no sufren en absoluto por ser esterilizados, sino que les alivias de una pesada carga de estrés y ansiedad, y además les evitas muchísimos problemas de salud.