Buscar este blog

8 de noviembre de 2013

VOLUNTARIOS EN ACCIÓN: PATRICIA GONZALO





Muchos la conocemos, a ella y a sus “Crónicas de Icaro, el perro cronista”. Colabora activamente con diferentes entidades de protección animal, y es un ejemplo claro de que hay muchas maneras de ayudar.


¿Qué haces?

Hago un poco de todo; colaboro con Amigos del Perro y con otros albergues y asociaciones como punto de venta de calendarios y lotería, como punto de recogida en mi trabajo de donaciones de otras personas, sobre todo alimentos y mantas, también cosas de segunda mano que se puedan vender en rastrillos y mercadillos para recaudar fondos para los animales necesitados; también colaboro con mis propias donaciones cuando me es posible. Como no me es posible ir a los albergues a colaborar "in situ", ayudo en todo lo que puedo a distancia, que se puede hacer de muchas formas. Sólo hay que querer hacerlo.





¿Por qué lo haces?

Porque los albergues necesitan mucha, muchísima ayuda. Desde que adopté primero a mi perra Dana y luego a mi perro Icaro, en Amigos del Perro, descubrí un mundo de necesidades básicas que están sin cubrir. Porque me encantan los animales, porque los perros son lo mejor del mundo para mí. Porque me da una satisfacción personal enorme poder ayudar, sea económicamente o de cualquier otra forma, una sensación de orgullo y alegría duraderos que dan sentido a mi vida. Porque mis dos perros me cambiaron la vida: Dana llegó en un momento personal difícil, y me motivó, Icaro es un regalo de alegría que el Universo me manda, y sé con toda seguridad que, si la vida me lo permite, nunca dejaré de tener perros ni de ayudarles. Porque en España los animales lo tienen muy, muy, muy difícil; porque las injusticias, maltratos y auténticos genocidios que se cometen con ellos son la realidad del día a día en este país; porque la lucha que queda por hacer es inmensa. Porque la incultura española en el tema animal es vergonzosa; porque el tema de las esterilizaciones sigue siendo visto como algo lejano, peligroso o tabú; porque las leyes españolas sobre el maltrato animal son ridículas e inexistentes...

Porque —cito "El Señor de los Anillos"— "sólo podemos elegir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado".




¿Qué consejo darías a los nuevos voluntarios?

Aconsejaría que buscaran formas de ayudar, cada uno según sus circunstancias. Formas de ayudar hay muchas, y todo, todo, cada pequeño paso hacia delante, suma y sirve. Ninguna ayuda es pequeña. Ningún voluntario, ningún colaborador es menos importante. Ninguna donación es despreciable.

Ayudarán a animales necesitados, y se sentirán mejor consigo mismos.

Merece la pena. Sin duda.