Buscar este blog

7 de diciembre de 2013

VOLUNTARIOS EN ACCIÓN: BENI GARCÍA





Beni colabora con la Fundación Amigos del Perro del Principado de Asturias, además de con otras entidades de protección animal. Entre las creaciones que dona para vender a beneficio de los animales abandonados, llaman la atención sus llaveros-peluche:






 ¿Qué haces?

En Amigos del Perro llevo poco tiempo pero espero que sea el principio de una larga trayectoria.

Colaboro atendiendo los stands que se colocan en los eventos, les dono manualidades hechas por mí para recaudar fondos como diademas, broches etc.

Siempre que me es posible y gracias a otros voluntarios me acerco a Serín a pasear a los perrinos y aportarles unos miminos, aunque son ellos los que me aportan mucho más a mí.

Difundo por las redes sociales mediante videos y fotos los animalinos que tenemos en los albergues con el afán de que llegue al máximo número de personas y se enamoren de ellos.

También intento concienciar en las redes y personalmente a las personas sobre el respeto a los animales e informo del inmensurable trabajo que hace la asociación y lo importante que es cualquier pequeña ayuda.

Si hay que buscar algún animal perdido o si alguien me informa de la aparición de un animal  me movilizo o bien rastreando zonas, redes sociales o colocación de carteles para informar o encontrar a su dueño.





¿Por qué lo haces?

Crecí rodeada de animales en un internado en Somió y comencé alimentar y recoger crías de gatitos de la huerta que eran rechazados por las madres y llevármelos a casa, con el tiempo empecé a alimentar a las colonias de gatos que había al lado de mi casa.

Me causa mucho dolor ver a un animal sufrir es algo que me rompe por dentro y no disponiendo de otros medios intento ofrecerles un poco de atención, tiempo y devolverles el cariño que muestran agradeciéndote esa atención que les prestas.

Sin los animales a mi lado siempre me sentí vacía y no podría vivir sin su compañía y ahora he encontrado un lugar donde tengo tantos a los que adorar que me siento plena y llena de energía, pero a la vez sufro porque quisiera poder darles más.

He vuelto a creer en las personas porque en la Fundación Amigos del Perro he encontrado mucha gente que piensa y siente como yo y que demuestran con su ayuda lo grande que tienen el corazón.

Los que nos hacemos llamar humanos debíamos de aprender más de los animales.





 
 ¿Qué consejo darías a los nuevos voluntarios?

A los nuevos voluntarios sólo les puedo decir que si de verdad aman a los animales cada atención y ayuda que presten en eventos, paseos etc. se verá recompensado con una  increíble muestra de cariño incondicional por parte de ellos que les llenará el alma.
Que tengan siempre en cuenta los consejos de los responsables y veteranos de la asociación porque cada animal tiene circunstancias particulares.

Que sean sinceros consigo mismos y si de verdad se quieren involucrar que lo hagan de corazón y no por matar el tiempo, no son un juguete ni una diversión son vidas, seres con sentimientos que lo han tenido muy difícil y nos necesitan.


No se arrepentirán.