BUSCAR EN «HABLANDO CLARO»

Cargando...

8 de abril de 2014

MI EXPERIENCIA CON INMUNITOS. EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA FELINA IV


Algunos no son partidarios de que los inmunitos convivan con gatos sanos. Dado que la convivencia no es fuente de contagio no veo mayores problemas de convivencia (si acaso un poco de sentido común a la hora de presentar nuevos miembros a la familia). Como siempre será vuestro veterinario el que os pueda aconsejar mejor que yo. Kitty es gata única (me estoy desgatizando) y Serena compartió su vida con otro gato que nunca dio positivo a VIF en sus análisis.



Entiendo que haya gente que teniendo más gatos, por miedo o por precaución, prefiera no adoptar animales enfermos. No puedo juzgar a nadie. Pero quería haceros llegar mi experiencia ¡estas dos pequeñajas me han aportado tantas cosas positivas!




A las dos las adopté sabiendo que estaban enfermas, pero eso no quiere decir que tengan fecha de caducidad. Ni Kitty  ni yo vamos contando los días que nos quedan de vida porque asumimos que nadie puede saberlo así que nos limitamos a vivir el momento.

Que tenga un virus en su sangre no la priva de ninguna de las características típica de los gatos. Ella no es una enfermedad, es mucho más que un virus.




Me da pena ver cómo otros inmunitos terminan su vida encerrados en los albergues sin la posibilidad de vivir en familia. 

Si estás pensando en adoptar un gato no dejes que el miedo sea el que tome la decisión final. 


César Rodríguez