BUSCAR EN «HABLANDO CLARO»

Cargando...

16 de mayo de 2014

¿CÓMO ENSEÑO A MI PERRO A RODAR?


Seguimos con órdenes sencillas y en progresión lógica. Primero aprendimos a sentarnos, luego a tumbarnos, y ahora vamos a ver cómo enseñarle al perro a rodar sobre sí mismo.

Como tu perro ya sabe sentarse y tumbarse, aprender a rodar le será muy fácil.

Empezamos dando un par de veces la orden “siéntate”, con su felicitación y su premio correspondiente. Pasamos a “túmbate”, otro par de veces, felicitación, premio... y ahora subimos la apuesta. Damos la orden túmbate, siguiendo con el premio la línea de la cabeza a las patas y hacia nosotros, y una vez tumbado, le felicitamos, pero en lugar de darle su premio, lo llevamos hacia su cabeza y diciendo “rueda” (o la palabra que hayamos elegido para esta orden, como “roll over”) lo movemos sobre su hombro para que tenga que girarse; si es necesario, le guiamos apoyando en su cuerpo la otra mano para que empiece a rodar sobre sí mismo. Cuando dé la primera vuelta, repetimos la orden “rueda”, le felicitamos y le damos su premio.




Si usas un clicker para facilitar el entrenamiento, haz clic cuando se siente, se tumbe, y en cada giro sobre sí mismo, para indicarle que va por el buen camino.

Cuando ya lo tenga claro, vamos aumentando el número de vueltas sobre sí mismo necesario para conseguir su premio.


Recuerda que las sesiones de adiestramiento han de ser parte del juego y de tu relación e interacción con tu perro. No las alargues nunca más de 10 minutos, se cansará y perderás lo conseguido hasta el momento.