Buscar este blog

17 de mayo de 2014

¿CÓMO SE ESTERILIZA A UN ANIMAL?


PROTOCOLO QUIRÚRGICO DE ESTERILIZACIÓN

Cuando una persona llama a Amigos del Perro para pedir cita para esterilizar a su mascota, se inicia un proceso estándar para mantener en todo momento a la persona informada y al animal en perfecto estado.



En este primer contacto de solicitud de cita, ya se le explica al cliente en qué consiste la cirugía y sus riesgos, y en qué condiciones tiene que traer a su mascota para que se pueda operar, a qué hora le puede dar la última comida sólida y hasta qué hora puede tener agua a su disposición para beber.

Cuando el cliente llega a la clínica se le recuerda en qué consiste la cirugía, y se le abre una ficha veterinaria a fin de conocer todo el historial del animal a operar. En esta ficha el cliente firma el consentimiento para la realización de la cirugía y además, se le vuelve a recordar los riesgos inherentes a toda operación quirúrgica.



También se le informa que si desea ir llamando a lo largo de la mañana para informarse de cómo va su mascota, puede hacerlo, pues estaremos encantados de informarle.

Como paso previo a la entrada en quirófano, se somete a todos los animales a una exploración física completa: peso, revisión de los ganglios, las mucosas, el estado de hidratación, la temperatura, palpación abdominal, pulso y auscultación cardíaca y pulmonar.

En pacientes geriátricos o que padecen alguna enfermedad o se les diagnostica alguna patología en consulta se recomienda a los propietarios realizar una analítica previa; tras extraer la sangre, la muestra se envía a un laboratorio externo especializado, obteniéndose los resultados en 24h.

Una vez el paciente se considera apto para entrar a quirófano se le premedica. La premedicación consiste en administrar un analgésico y un sedante, para que cuando se vaya a anestesiar al animal éste ya esté relajado. Los medicamentos utilizados difieren en función de cada paciente.

En el momento de la preanestesia se les pone ya también una dosis de antiinflamatorio y de antibiótico.

Unos 15 minutos aproximadamente tras la sedación, cuando el animal ya está relajado, se procede a ponerle una vía periférica para inducir la anestesia; como en el caso de la sedación y otras medicaciones, el producto utilizado depende de cada paciente. Una vez inducido (anestesiado) se intuba con una sonda traqueal y se conecta a la máquina de anestesia donde se le mantiene con isoflorane y oxigenoterapia.

Durante toda la intervención quirúrgica y con el objetivo de controlar el estado del paciente se coloca un monitor de apnea (avisa cuando el animal está más tiempo del normal sin respirar) y un pulsiómetro (controla la saturación de oxígeno y la frecuencia cardíaca).

Una vez se termina la cirugía se mantiene al animal con oxigenación hasta que empieza a despertar, momento en que se le quita la sonda traqueal y se lleva a la sala de recuperación.

En el postoperatorio se les administra calor y se van controlando las constantes vitales de forma continua.


Para todo este proceso no sólo se cuenta en la Clínica de Amigos del Perro con las instalaciones, tecnología necesaria y medicación adaptada al paciente, sino que es desarrollado por un veterinario con amplia experiencia en cirugía, con el apoyo de dos auxiliares y, en aquellas cirugías que así lo requieren, se dispone de un segundo veterinario, en todo momento apoyados por dos auxiliares.

Clínica Veterinaria Amigos del Perro