Buscar este blog

16 de junio de 2014

NECESITAMOS NANNYS


URGENTE: Se necesitan casas de acogida para cachorros.

Los cachorros como todos los seres recién llegados a este mundo son vulnerables y precisan una serie de cuidados que por desgracia en la protectora no pueden procurarse al 100%. Como sabéis, todos los años varias camadas de cachorros son abandonadas a su suerte en las protectoras. Quien lo hace desde su irresponsabilidad, ingenuidad o hijoputismo (o incluso un combinado de ellas) quizás piensa que al tratarse de pequeñas bolas de pelo será más sencillo encontrarles un hogar, pero desde luego no tiene en cuenta las dificultades a las que hace enfrentarse a los pequeños introduciéndolos en este entorno.


RONDA, EN ADOPCIÓN EN AMIGOS DEL PERRO


El sistema inmunitario de los perros, como el nuestro, no está formado en su totalidad desde el nacimiento, sino que va desarrollándose a lo largo de las primeras etapas de vida. Es por este motivo por lo que es tan importante permitir que los animales pasen el máximo tiempo posible con su madre y evitar que sean destetados antes de tiempo. Todos los anticuerpos con los que contará el animal para rechazar las infecciones habrán sido transmitidos a través de la leche materna.

Los cachorros en los albergues tutelados por Amigos del Perro permanecen aislados del resto de animales residentes, pero a pesar de los esfuerzos de los trabajadores y de la desinfección, sigue existiendo para ellos un alto riesgo de contagio.




En definitiva, enfrentar al sistema inmune de un cachorro con la realidad de una protectora es como jugar a la ruleta rusa. Hay muchas enfermedades a la que los adultos prácticamente son inmunes pero que pueden ser letales para los cachorros.

Muchos de vosotros recordaréis que cuando vuestro perro fue cachorro, el veterinario os recomendó un período sensitivo durante el cual no debíais dejar que el perro entrase en contacto con otros animales para prevenir posibles infecciones. Pues bien, para su desgracia, las camadas que llegan a la protectora deben pasar ese período crítico en contacto permanente con otros perros y continuamente expuestos al desarrollo de enfermedades que su recién estrenado sistema inmunitario en muchos casos no podrá combatir.

Además de para aumentar sus posibilidades de supervivencia, hay otras muchas razones por las que se necesitan nannys para cachorros. Es primordial que los animales crezcan en un hogar durante sus primeras semanas de vida, porque al igual que nos sucede a los humanos, las experiencias vividas durante su infancia van a condicionar el resto de la vida adulta. En este caso la socialización en edades tempranas es crítica para marcar el desarrollo del carácter y las conductas del perro. Criarse en un hogar desterrará el miedo y la agresión en el carácter de los animales, su adiestramiento será más sencillo y serán más adaptables a los cambios, siendo más capaces de enfrentarse a nuevas situaciones.




El período clave en la socialización del perro se sitúa entre el nacimiento y las 12 - 14 semanas de edad. El período sensitivo, durante el que los animales son más sensibles a contraer enfermedades, también sitúa la barrera en los tres meses.

Las responsabilidades de las casa de acogida se centran en cobijar a los cachorros hasta que cumplan los tres meses de edad, por lo que el plazo de acogida estimado sería de 45 días por término medio, dependiendo de la edad con la que es recogido el cachorro. De esta forma los cachorros una vez pasado el período crítico podrán ser realojados sin riesgo en los albergues y con un poco de suerte en sus nuevos y definitivos hogares.


¿Cuáles serían el compromiso y las tareas de los acogedores?

Básicamente se encargarían de:

—Cuidar de los cachorros.

—Administrarles la desparasitación.

—Llevar a los animales a las revisiones pautadas por el veterinario para su vacunación y revacunación.

—Proporcionarles la alimentación adecuada, que te facilita Amigos del Perro y que debes recoger en las instalaciones.

—Socializarlos. Pero únicamente con humanos. Es importante tener en cuenta que los cachorros no podrán salir a la calle, ni estar en contacto con otros perros, por lo que la casa de acogida no puede tener su propio morador canino.

—Educarlos. De forma muy básica, esto es acudir cuando es llamado por su nombre, introducir las pautas de higiene, etc.

—Y sobre todo darle todo el cariño del mundo. Instrucciones: aquí.

Es muy importante para la protectora poder contar con una red de casas de acogida que garantice la socialización y la seguridad de los cachorros en esta etapa tan crítica de su vida. Si estás interesado en colaborar y sobre todo en disfrutar durante unas semanas de las distintas bolas de pelo que rodarán por tu casa, por favor ponte en contacto con los albergues de Langreo (teléfono 619 370 991) y Serín (teléfono 636157439), o enviando un correo a adopciones@amigosdelperro.org

Todos los gastos de mantenimiento de los animales y tratamientos veterinarios corren a cargo de la Fundación Amigos del Perro.

Vamos a medias, tu pones el alojamiento y nosotros todo lo demás. ¿¿Te animas??

María y Javi