Buscar este blog

3 de julio de 2014

HERRAMIENTAS PARA UN PASEO FELIZ


Cuando sacamos de paseo a nuestro perro queremos disfrutar de su compañía y que él disfrute de la nuestra, al mismo tiempo que se relaciona con otros perros y nosotros con otras personas.

Se ha demostrado que tener perro incrementa las relaciones sociales y en determinados colectivos resulta determinante para evitar situaciones que pueden derivar en depresión, como podemos ver en esta publicación de las Universidades de Alabama A&M y Auburn. En esta línea, diversas entidades sin ánimo de lucro ofrecen programas de terapia asistida con perros a colectivos en riesgo de exclusión social, como la Cruz Roja, la Fundación Carla Bellmunt, y la Fundación Amigos del Perro.




Pero ¿qué necesitamos para pasear a nuestro perro? Para mí hay varias cuestiones de mucha importancia, una es la elección de la correa, nada de flexis, una buena correa como máximo de dos metros de largo, que permita que el perro esté con nosotros y que podamos controlarlo en situaciones de riesgo: vehículos, otros perros que puedan ser agresivos, o simplemente desconocidos, personas que no desean que se les acerque, etc.

Un buen collar bien colocado, es importante sobre todo la colocación, tendemos a llevar los collares muy flojos, por miedo a que les hagan daño o los ahoguen, y luego está el propietario que lleva el collar ahorcando al perro cuando tira.



Ambas situaciones son malas para el perro. En el primer caso, si se asusta, puede sacarse el collar y salir huyendo, perdiéndose, o bien sufriendo un accidente, pues no sería el primer perro que se saca el collar, asustado por algo, y sale a la carretera, siendo atropellado y falleciendo. Vamos a evitar esta situación... ¿Cómo? Comprobando la holgura del collar: cuando pongamos el collar a nuestro perro y lo cerremos, meteremos nuestra mano entre el collar y la piel del mismo, el collar estará bien colocado si podemos meter sin apretar dos dedos, máximo tres de nuestra mano entre el collar y la piel. Más de eso, nos podríamos encontrar con situaciones desagradables.



Igualmente es malo para el perro utilizar collares que ahorcan, muchas personas tienen la idea equivocada que si el perro se ahoga no tirará con tanta fuerza y eso no es cierto, porque muchos perros tienden a intentar escapar de aquello que les molesta tanto, y tirarán más durante los paseos, así que, si queremos que nuestro perro no tire durante el paseo, ¡¡deberemos educarlo, no ahogarlo!!
Aparte de esta reacción bastante normal en los perros que llevan collares que les ahogan, suelen estar más nerviosos, y pueden sufrir lesiones importantes en la tráquea, así que por la salud de su perro, ¡¡no lo ahogue con el collar!! ¡¡Edúquelo!!!



Otros accesorios interesantes en los paseos es llevar algún juguete que le guste, para que juegue con nosotros, y que desde el principio entienda que la mayor “juerga” la tiene a nuestro lado, esto es muy importante para la educación en no tirar de la correa, en la llamada, etc. Lo que no quita que le guste jugar con otros perros, sencillamente con nosotros tiene que divertirse más.



También es interesante llevar unas pocas galletitas, pienso, salchichas cortadas en trocitos, etc., para premiarle si vamos aprovechando el paseo para enseñarle cositas, por ejemplo, si vamos a cruzar una calle, y el perro se sienta a nuestro lado hasta que volvemos a caminar, le damos un premio, y eso reforzará un comportamiento que al perro le resulta natural y que a nosotros nos gusta que realice.



Y para finalizar, no olvidar nunca el tema de la higiene, hay que llevar bolsas para recogida de heces y depositar las mismas en una papelera o en la basura. El resto de ciudadanos no tienen porqué sufrir el ver las calles y prados sucios porque nosotros seamos unos dejados en este aspecto.

 Lola Moreno

Educadora canina y Entrenadora de perros de trabajo y utilidad acreditada por el Principado de Asturias. Presidenta de la Fundación Amigos del Perro del Principado de Asturias.



Nota: Todas las fotografías son de paseos con perros en adopción, tutelados por la Fundación Amigos del Perro y guiados por sus voluntarios.