Buscar este blog

2 de agosto de 2014

¿ES ESPAÑA UN PAÍS AMANTE DE LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA?


Con preguntas como ésta se construye el resumen de resultados del II Análisis Científico del Vínculo entre las personas y los animales de compañía presentado por el Observatorio Fundación Affinity en este año 2014.

 
La campaña «Contigo soy mejor» presenta los resultados del Análisis con una infografía y un resumen organizado en tres secciones: ¿Cuál es la actitud de la sociedad hacia los animales de compañía?, ¿Cómo se relacionan las personas con sus perros? y ¿Qué opinan los niños?

«Hablando claro» os presenta las conclusiones del resumen (sí, exacto, un resumen del resumen):

Conclusiones

Los resultados de nuestro estudio nos permiten afirmar que nuestro país tiene una actitud muy positiva hacia los animales de compañía. Una parte de la población no tiene animal de compañía pero podría tenerlo en el futuro.


Nuestra interpretación de los resultados (aunque no es la única posible) es que las nuevas generaciones tienen una actitud más positiva hacia los animales que sus padres y que sus abuelos. Este resultado destaca los beneficios de educar a los niños en la convivencia con los animales de compañía.




La afinidad de los españoles por los animales de compañía disminuye con la edad. 

La afinidad hacia los animales de compañía es similar entre las diferentes comunidades autónomas.

Las mujeres españolas manifiestan una actitud ligeramente más positiva hacia los animales que los hombres. Desde un punto de vista educativo este resultado es interesante, pues existen estudios previos que sugieren que, en países occidentales, la opinión de las mujeres tiene una mayor influencia que la de los hombres en las actitudes de los niños hacia los animales de compañía.

Las mujeres puntúan ligeramente más alto que los hombres en la escala de afinidad hacia las mascotas.


Las principales razones para no tener perro o gato son las limitaciones de tiempo y/o espacio. Las limitaciones económicas no son en opinión de los españoles una razón importante para no tener animal de compañía.




Los animales de compañía son considerados miembros de la familia.

A las personas les gusta comunicarse con su animal de compañía y encuentran en ellos una fuente de apoyo emocional.

Cuidar de una mascota no es complicado. Más aún, para muchas personas cuidar de su animal de compañía es en sí mismo una fuente de placer y bienestar. La mayoría de personas disfruta al alimentar a su animal de compañía.

Para la inmensa mayoría de propietarios de perros, su perro es una fuente muy importante de apoyo emocional, sobre todo en situaciones de dificultad. Si los beneficios de la relación están presentes, los factores negativos no importan.

Los niños atribuyen de forma espontánea a los animales los siguientes atributos: apoyo emocional, compañero de actividades y juego, y un ser vivo al que se debe cuidar.


Conclusión global del análisis:

A la mayoría de personas les gustan los animales de compañía. Así nos lo dice la encuesta de población general y nos lo confirma el análisis del vínculo de los que ya conviven con un perro.

En los niños, la afinidad por los animales es un fenómeno mayoritario. Este resultado estaría de acuerdo con la hipótesis de que la curiosidad y la afinidad por la naturaleza y por los seres vivos es un rasgo humano universal.

Fuentes de datos:



II Análisis Científico del Vínculo entre las personas y los animales de compañía: resumen de resultados.
Datos basados en la investigación realizada durante 2013-2014 mediante las escalas validadas PAS (Pet Attitude Scale) y MDORS (Monash Dog Owner Relationship Scale). Por: Dr. Jaume Fatjó, Director de la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud. Dª. Paula Calvo, Investigadora de la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud.