Buscar este blog

22 de agosto de 2014

YAIZA: LA HISTORIA DE UN CAMBIO



“¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí?”. Se preguntaba Yaiza en medio de aquel bosque. Sin saber cómo ni por qué llevaba días vagando sin rumbo desde que la dejaron en aquella carretera. Los días fueron pasando, el hambre apretaba, perdió mucho peso, su pelo fue cayendo, los bichos la abrasaban. El miedo no le dejaba dormir ni descansar y la tristeza la consumía. “¿Qué he hecho tan malo? ¿Merezco esto?” Estaba desesperada, desorientada  y aterrada. No le quedaban fuerzas, se había rendido.

Pero llegó la luz. Fue recogida en lamentables condiciones por Amigos del Perro y llevada al albergue. Y aquí se acaba la parte triste de la historia porque lo que siguió desde entonces es un camino de recuperación, física y espiritual, de alegrías y progresos. En definitiva, una nueva vida de esperanza para Yaiza.



El miedo que la consumía al llegar, se fue a pasos agigantados. Cuando Yaiza empezó a salir de paseo con los voluntarios aún sentía un poco de desconfianza. Pero eran tantas las ganas de contacto  y cariño que tenía nuestra princesa, que muy pronto se abrió a todos nosotros y nos mostró la realidad. Una realidad preciosa ya que bajo aquel saquito de huesos y piel había un ser vivo entrañable, una perrita tierna, cálida, cariñosa, buena y con muchas ganas de seguir adelante en su nueva vida.



Ya no queda nada de la perrita asustada que llegó al albergue. En el presente,  no siente miedo en absoluto, lo ha cambiado por el entusiasmo que la caracteriza. Si la vas a visitar en su jaula, ella te recibe dando saltos de alegría, encantada de verte y poder pasar un rato contigo. Cuando salió la primera vez del albergue, todo era nuevo para ella. Viajar en coche no le resultaba del todo agradable, pero desde el primer viaje se comporto genial sin moverse ni protestar. Porque Yaiza es una perrita muy educada, obediente y que aprende muy rápido. Cuando descubrió lo que era una casa, no se atrevía a entrar. Se quedó recostada en el rellano esperando a que saliéramos de nuevo de aquel sitio desconocido. Era todo nuevo. Cuando su curiosidad fue lo suficientemente grande y dio el paso a entrar, nos brindo un momento entrañable que nunca olvidaremos: vio su propio reflejo en el espejo. Se puso muy contenta, miraba curiosa y movía la cola de lado a lado. Yaiza es la pura imagen de la inocencia. Pasó la noche durmiendo plácidamente junto a los dos anfitriones peludos. En definitiva su comportamiento en casa es, al igual que ella, excelente. Le encantan las atenciones por lo que disfrutó de un intenso baño y sesión de peluquería, siendo muy paciente en el proceso.



Si hay algo que caracteriza a Yaiza son sus habilidades sociales. Tiene un carácter extraordinario con otros perros. Mucha paciencia y serenidad, es precavida e inteligente. Sabe cómo hacer para llevarse bien con todos, incluido niños traviesos. Le encanta jugar y corretear, es un placer observarla. 



¿Y con las personas? ¡Qué puedo decir! Los que tenemos la enorme suerte de conocerla, solo tenemos palabras buenas para ella. Sentimos adoración. Yaiza se ha ganado nuestro corazón desde el minuto cero. Cuando conoce a alguien nuevo, se queda expectante, se acerca con timidez y sigilo pero enseguida pone esa carita de “Quiero que me acaricies, ¿Quieres?”, esperando recibir mimos a cambio. Y claro, ¿así quién podría resistirse?



Físicamente, también se ha transformado: ha cogido peso, su salud es excelente y le ha crecido una espectacular melena rubia. Yaiza es preciosa en todos los sentidos.


Cuando empecé a escribir estas líneas tenía claro que el objetivo, describir con palabras lo especial que es Yaiza, era ardua tarea. Su camino ha sido duro pero lo peor ya es pasado y Yaiza espera a esa persona que pueda darle un futuro digno, días felices, calor, ternura y amor incondicional, puesto que eso es exactamente lo que ella tiene para ti. Es un ángel y su historia es una historia de superación.

Nos has enseñado tantas cosas… Deseamos con todas nuestras fuerzas que alguien especial descubra lo que nosotros ya sabemos y mientras tanto seguiremos disfrutando de los momentos que nos regalas. El día que te vayas al hogar que te mereces, que seguro está muy próximo, envidiaremos la fortuna de la familia que te va a tener a su lado el resto de tus días. Porque tenerte en sus vidas es tener suerte.

 Gracias Yaiza por cruzarte en nuestro camino.

Gracias a las personas que han hecho posible la cara amable de esta historia.

                                               Silvia Barrial Berbén




YAIZA
Hembra de Grifón.
Edad: 2 años y 8 meses.
Tamaño mediano, 22 kg.

Está en el albergue de Serín, en Asturias (España).
Se entrega con microchip y pasaporte canino, vacunas, desparasitación interna y externa y esterilizada.
Contacto: 636 157 439 (de 10 a 17h) / adopciones@amigosdelperro.org