Buscar este blog

9 de septiembre de 2014

UNA VIDA DE PERROS


Toledo, 1562. Fray Diego de Estella, en el siglo Diego Ballestero de San Cristóbal y Cruzat, escribe en su Tratado de la vanidad del mundo:

«No puedes tener quietud estando por amor en las cosas inquietas. ¿Pues que descanso puedes tener en mundo tan muda­ble? Como el camaleón se muda en el color de las cosas á que se llega, así el mundo se muda, según las ocasiones que se le ofrecen. El camaleón no recibe el color blanco, aunque recibe todos los otros colores: así el mundo se muda á todas las cosas, excepto á la blancura y hermosura del ánimo. En esto solo es constante el mundo en ser inconstante. Su orden es no tener orden, y su firmeza carecer de toda firmeza.»



El mundo es mudable... la vida cambia. En las historias de Ícaro y Dana hay dos puntos de inflexión, dos momentos en que la esquiva Fortuna sonrió a estos peludos. El primero, su llegada a un albergue de animales; puede parecer mala suerte,  pero no lo es en comparación con vivir en la calle, por ejemplo. Además, sin este primer hito en sus vidas el segundo cambio no habría ocurrido: un buen día, llegó Patricia y se los llevó para convertirles en dos perros muy afortunados.



Ahora son los protagonistas de su propia historia, Ícaro es conocido como cronista de pro, y él y Dana ilustraron el reportaje de Patricia sobre fox terriers.

ÍCARO Y SU IGLÚ

Y viven bien, queridos y cuidados, no sólo en el aspecto material. Con su vida organizada, se dedican a ayudar a otros menos afortunados, promoviendo donaciones para albergues y refugios, colaborando con protectoras de animales y concienciando día a día sobre la realidad del maltrato y el abandono. Hace unos días nos decía Dana desde su supercama: 

«Bueno, ¿veis cómo me relajo? Pero ya sabéis que salí de un albergue, y algunos de vosotros conocéis la realidad de la vida allí; no hay camas lujosas, ni chuches a diario, ni consuelo en las tormentas; los albergues necesitan ayudas de todo tipo.» 

DANA Y SU SUPERCAMA

Ícaro y Dana llevan una vida de perros. Una vida de perros afortunados, claro. Para ellos la vida es una sucesión de cojines, camas, mantitas, mimos y chuches. Para otros, es frío, humedad, hambre, sed, miedo y desconsuelo. Para que estos últimos tengan la oportunidad de llegar a la siguiente etapa, un albergue donde encontrar comida y agua, refugiarse de la lluvia y la nieve, estar limpios y sin parásitos, recibir cuidados veterinarios y tener la oportunidad de encontrar ¡por fin! una familia, Amigos del Perro y todas las demás protectoras de animales necesitan ayuda. Tu ayuda.

ÍCARO EN SU NUEVA CAMA-SOFÁ-MARAVILLADELATÉCNICA DE FEEDING PETS

Colabora, difunde, dona, comparte con los más desafortunados un poquito de tu tiempo, de tu dinero, de tu esfuerzo. Sé parte del cambio.  Y si puedes, rescata un peludo y déjale compartir tu vida, esa vida tan cómoda, llena de cojines y comida. Lo que obtendrás a cambio... ¡no tiene precio!


Nota: Las fotografías que ilustran este artículo son propiedad de Dª. Patricia Gonzalo, que ha autorizado su publicación en este blog, y tienen todos los derechos reservados.