BUSCAR EN «HABLANDO CLARO»

Cargando...

3 de octubre de 2014

ENVENENAMIENTO EN PERROS

SÍNTOMAS:
Si es un veneno el perro presentará vómitos, diarrea, a veces con sangre en los dos casos, convulsiones, puede llegar a un estado de shock con un cuadro similar a un ataque epiléptico con babas blancas por la boca y pérdida de conocimiento.
También se puede apreciar que las heces son casi negras.
El perro está apático, no quiere comer (anorexia).

¿QUÉ HACER?
Es una urgencia veterinaria que necesita hospitalización y tratamiento intravenoso.
Si observamos que el perro ha comido algo que no debía en un parque por ejemplo, en ese mismo momento podemos intentar inducirle el vómito obligándole a beber agua oxigenada, sin embargo el vómito a veces es el peor remedio porque depende del tipo de veneno.
Por ejemplo, si el perro bebe agua con lejía o detergente, ambos productos son abrasivos y el vomitarlos multiplica por dos el daño producido.
Mientras llegamos al veterinario, siempre de manera inmediata para intentar que el perro se salve, se le puede administrar carbón activado que ralentiza la absorción del veneno.
Pero no hay que olvidar que es una urgencia y que solo el veterinario puede ayudarnos a salvar a nuestro perro.

OTROS CASOS
¿Qué pasa si nuestro perro come algo en la calle que lleva cuerpos extraños en su interior, por ejemplo alfileres, clavos, muelles, etc.?
Está contraindicado provocar el vómito, ya que puede hacer aún más daño, y tampoco sirve el carbón activado, ya que el daño que provoca no es por la absorción si no por el simple traslado de dichos cuerpos, que pueden perforar los órganos.
Los síntomas son similares a los del envenenamiento, puede darse con una diarrea inicial grande, seguida de estreñimiento, dado que puede tener una obstrucción intestinal.
Lo único que podemos hacer es acudir urgentemente a nuestro veterinario para que pueda hacerle radiografías y localizar los cuerpos que ha ingerido nuestro perro y proceder a su extracción quirúrgica.

Servicios Veterinarios de Amigos del Perro