Buscar este blog

21 de diciembre de 2014

NAVIDADES SEGURAS PARA TU PELUDO




Los animales domésticos son parte importante de un montón de hogares, y también hay que pensar en ellos durante el período navideño. Esta época puede resultarles muy estresante, si sigues estos consejos y usas el sentido común, tus mascotas disfrutarán tanto como el resto de la familia.


Precauciones

Los árboles navideños son tóxicos para algunos animales, la resina puede ser irritante, y las agujas de las coníferas clavarse bajo las uñas o en la garganta. Por tanto, un árbol artificial podría ser la mejor elección, pero ten en cuenta que también puede ser un problema si tu mascota lo mastica o tiene partes sueltas que se pueda tragar. Quizás debas considerar la posibilidad de un árbol más pequeño que puedas situar elevado y fuera del alcance de tus animales.

Siempre tenemos cuidado de que los niños no se lastimen o se traguen los adornos navideños, y debemos recordar que el mismo peligro existe con los animales.

Los cables y luces pueden causar electrocuciones si se muerden. 

Asegúrate siempre de que tus animales no tienen acceso a árboles (naturales o artificiales) y adornos cuando no estás en casa. 

El muérdago y el acebo son venenosos y deben mantenerse fuera del alcance de las mascotas ¡y de los niños!

Fiestas

Si vas a irte unos días, no dejes solos a tus animales. Encuentra guarderías o residencias en tu zona, pide a un vecino que se los lleve o se quede en tu casa o llévatelos de viaje. Si se van contigo, lleva comida y agua suficientes para el trayecto, y planifica paradas suficientes.

Muchos alimentos humanos son perjudiciales para los animales domésticos, así que no caigas en la tentación de compartir los banquetes navideños con ellos. Mímales con golosinas específicas para ellos, y quizás, algún juguete nuevo.

Nunca les des pollo con huesos, pueden astillarse una vez tragados. Las uvas y las pasas pueden ser tóxicas, igual que las cebollas y ajos. Tus mascotas serán más que felices con golosinas especialmente pensadas para ellos.

Regalos

Si vas a preparar regalos navideños para tus animales domésticos y colgar un calcetín también para ellos, ve de compras a una tienda de productos para animales o centro veterinario para asegurarte de que los juguetes o golosinas han sido específicamente diseñados para ellos, y su uso no conlleva ningún riesgo.

Los animales no son apropiados como regalos navideños así que, por favor, ni se te ocurra. Es una época del año con mucho movimiento, ruido, gente que va y viene, y si tienes algún problema, puede ser difícil encontrar un veterinario. Si tus niños están locos por tener un perro (o gato, o lo que sea), regálales en Navidad o Reyes un libro sobre el cuidado de los perros y plantéate traer uno cuando ya se hayan guardado todos los adornos navideños.
 
Anda jaleo, jaleo…

Con tantas visitas los perros y gatos se ponen de los nervios. Asegúrate de que tienen un espacio tranquilo donde relajarse y descansar rodeados de objetos familiares, y pon siempre agua fresca a su alcance.
Los petardos y fuegos artificiales pueden ser un problema serio, procura sacar de paseo a tu perro más temprano para evitarlos. Si aún estando dentro de casa les ponen muy nerviosos, la música puede ayudarles a relajarse; prueba con villancicos y así, de paso, colaboras en el espíritu navideño.

¡Disfruta de las fiestas!