Buscar este blog

24 de enero de 2015

¿CÓMO SE EMPIEZA EN LA PROTECCIÓN ANIMAL?



—¡Ojalá aquí hubiera gente como vosotros que cuida de los animales abandonados!

Recibimos muchos mensajes de gente que vive en zonas en las que no hay protectoras de animales y los albergues de animales domésticos son perreras con sacrificio, o simplemente no los hay. Algunos mensajes provienen de España, algunos de otros países. A todas estas personas les recomendamos unirse a otras de su zona que tengan el mismo interés por la protección animal y empezar a trabajar juntas.



Y la pregunta siguiente es: “Sí, pero... ¿cómo empiezo?”

Crea una estructura básica y define tus objetivos: si es posible, únete a otras personas con las mismas intenciones, no es imprescindible pero la unión hace la fuerza. Puedes dedicarte a una raza o tipo de animal que esté en riesgo en tu zona (los galgos en España, por ejemplo), o a rescatar animales en riesgo de sacrificio en la perrera más cercana, si es el caso, o simplemente a ayudar a los animales que vayan apareciendo en tu camino.

Tendrás que averiguar cuál es la normativa en tu zona: legislacion nacional, autonómica y municipal, en particular la relativa a identificación, vacunación obligatoria, y trámites y plazos relativos a animales domésticos encontrados. Si estás en España, puedes empezar revisando nuestra página de Legislación

Ahora habrás de ocuparte de los medios. Como mínimo necesitas espacio para un perro (o gato), sea tu propia casa o la de alguna otra persona del grupo; cuantas más casas de acogida tengas disponibles, a más animales podrás ayudar. También precisas empezar con dinero suficiente para atender al cuidado veterinario básico de un perro (o gato): vacunas, desparasitación, microchip, esterilización. Busca veterinarios cercanos con precios asequibles. 

¡Y ya puedes empezar!