Buscar este blog

29 de enero de 2015

GRUPOS EMERGENTES DE PROTECCIÓN ANIMAL



En el día a día de la protección de animales domésticos abandonados, la ayuda institucional ni está, ni se la espera. 

La crisis económica obliga a dirigir los recursos públicos a cuestiones más urgentes o importantes, nos dicen. Antes de la crisis tampoco había medios, y es de suponer que también nos daban buenas razones para ello. 




En resumen, que somos los ciudadanos de a pie los que tenemos que poner los medios para resolver el grave problema del abandono de perros y gatos en este país. 

Y una vez más, la conciencia social y la solidaridad asoman y toman el mando. En lugares en que las administraciones públicas incumplen sus obligaciones, los ciudadanos toman medidas para subsanarlo. Se unen a organizaciones sin ánimo de lucro ya existentes, o forman otras nuevas con objetivos concretos.

Estas nuevas organizaciones empiezan generalmente como un grupo de gente que se une para rescatar una camada abandonada, o sacar de la perrera a un animal en riesgo de sacrificio; luego repiten, y con el tiempo, se van organizando y se constituyen como asociación (o no). Municipios como Oviedo, con perrera, o Avilés, que ni eso, son terreno abonado para la aparición de grupos de protección animal, que intentan solucionar en lo posible esta situación de desamparo.

En estos últimos tiempos desde Amigos del Perro estamos viendo con satisfacción como van formándose grupos con estos objetivos, a los que ayudamos en lo que podemos, y en las próximas semanas, vamos a hablaros de algunos de ellos.

¡Nos vemos el jueves!