Buscar este blog

28 de enero de 2015

PELUDOS Y ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN



Tomamos todas las medidas razonables para asegurar el bienestar de nuestros peludos. Los llevamos al veterinario, los desparasitamos y vacunamos, procuramos minimizar el riesgo de accidentes domésticos, cerramos las ventanas ante el peligro de intento de vuelo de los gatos y mantenemos sujeto al perro en las zonas donde hay coches. Cuando viajamos con ellos en coche van seguros, con su arnés y su cinturón, o en un transportín bien sujeto, sí, pero, ¿qué pasa si tenemos un accidente de tráfico?
 
NO ESTÁN CIRCULANDO, ¡SOLO POSANDO PARA LA FOTO!

En España no hay norma alguna referida a los animales domésticos que viajan como acompañantes en caso de un accidente de tráfico. 

Así lo explica Arancha Sanz, abogada de la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de Madrid (FAPAM).

«En la Ley de Seguridad Vial se contempla la obligación al adecuado transporte y colocación de los animales en los viajes, pero nada que los proteja como ocupantes en un coche siniestrado.

En seis de cada diez hogares españoles convive al menos un animal, sobre todo perros (5,5 millones) y gatos (4 millones). Estos animales, entre otras cosas, comparten coche con sus familiares humanos en viajes y desplazamientos, y también los acompañan a pie por las calles de su ciudad, lo que supone que los animales tienen una relación con la seguridad vial. Sin embargo, existe un vacío legal en caso de accidente, vacío que por supuesto perjudica gravemente a los animales y a sus propietarios por la situación de desamparo que los primeros sufren.

Si los humanos resultan heridos y las autoridades no se encargan de atender y recoger a su animal, se debe denunciar a la administración competente en materia de recogida de animales (ayuntamiento o comunidad autónoma) por no tener habilitado un servicio que actúe en estos casos. No es habitual que se interpongan denuncias en estos casos, aunque debería hacerse.» 

Tú tampoco habías pensado en ello, ¿verdad? Nos queda aún tanto camino por recorrer...