Buscar este blog

24 de abril de 2015

ALIMENTACIÓN DEL PERRO 1



Cada día se ve más clara la importancia de una nutrición adecuada y sus efectos sobre la salud y bienestar de los animales. La dieta es uno de los factores más adecuados para el mantenimiento del estado de salud de los animales y es esencial en el tratamiento de muchas enfermedades.

Para alimentar correctamente a un animal es necesario conocer cuales son los nutrientes que entran a formar parte de la dieta, así como su disponibilidad. 

Entendemos por nutrientes aquellos componentes de los alimentos que contribuyen al mantenimiento de la vida, hay seis tipos básicos: agua, carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas.

Vamos a ver, brevemente las características de los distintos nutrientes.

AGUA

Es el más importante, un animal que pierda el 10% de agua estará muy grave y si llega al 15% se morirá. El agua debe de estar disponible para los animales durante todo el día a fin de que recurran a ella cuando lo necesiten, aunque generalmente en estos casos de disponibilidad suelen beber más de lo necesario, esto no es perjudicial para su salud.

CARBOHIDRATOS

Proporcionan energía e influyen sobre la actividad gastrointestinal, aunque hay discrepancias sobre si los perros necesitan o no carbohidratos, están incluidos en la mayoría de las dietas comerciales. De hecho los carbohidratos denominados solubles porque no necesitan digestión proporcionan una fuente de energía muy barata, por lo que los comerciales ponen menos proteína y más carbohidratos lo que abarata el precio del pienso.

Los carbohidratos no solubles se llaman también fibras de la dieta que tiene efecto regulador sobre la función intestinal. La fibra hace disminuir la absorción de otros nutrientes y permite que la absorción de energía y proteína sea menor, por lo que si una dieta tiene exceso de fibra, el animal no va a poder satisfacer sus necesidades energéticas.

PROTEINAS

Funcionan como enzimas, hormonas, secreciones orgánicas diversas y como integrantes de la estructura de los tejidos. Los animales necesitan adquirir proteínas de su dieta porque si no, será imposible que regenere sus tejidos, además en condiciones de crecimiento y gestación se están produciendo nuevos tejidos que contienen proteínas.

La importancia de una proteína se valora en función de lo que se denomina valor biológico esto es el porcentaje de un nutriente que es absorbido y retenido o sea no expulsado por las heces o la orina.

Las proteínas procedentes de los cereales no tienen tanto valor biológico como los alimentos de origen animal. Cuanto mayor es el valor biológico de una proteína, menor cantidad de la misma se necesita para cubrir las necesidades del animal. Sin olvidar que el exceso de las mismas es tan perjudicial como su defecto.

El uso de proteínas y el consumo de calorías están íntimamente ligados, ya que si el animal ingiere más proteínas de las que necesita, o gasta, éstas se almacenarán en el cuerpo en forma de grasa.

El consumo excesivo de proteínas puede provocar un envejecimiento prematuro del riñón y por lo tanto dar lugar a una insuficiencia renal.

GRASAS

Son necesarias porque son vehículo para la absorción de vitaminas liposolubles (A, D,E,K), incrementan la palatabilidad de los alimentos y son fuente de ácidos grasos esenciales.

Aunque no son imprescindibles como fuente de energía, ya que se dispone de las proteínas  y de los hidratos de carbono, pueden actuar como fuente de energía en caso necesario.

El aumento de grasas en la dieta es recomendable en períodos de grandes requerimientos calóricos como puede ser el crecimiento y la lactancia.

MINERALES

La mayor parte de ellos son: calcio, fosforo, sodio y potasio. Sus funciones son: equilibrio ácido-básico del organismo, presión osmótica necesaria para mantener el equilibrio de fluidos del organismo, potencial para establecer las funciones celulares generales y integridad estructural.

Son necesarios para mantener las funciones hormonales (yodo), los niveles de hemoglobina (hierro), absorción de la vitamina B12 (cobalto). El calcio y el fosforo son componentes muy importantes de los huesos, etc.

VITAMINAS

Su función principal es  promover y regular una gran cantidad de procesos fisiológicos del organismo.

Se dividen en dos grupos: liposolubles (A,D,K) e hidrosolubles (B,C).

Lola Moreno
Formadora del curso «Adiestramiento de base y educación canina». Educadora canina y Entrenadora de perros de trabajo y utilidad acreditada por el Principado de Asturias.





www.amigosdelperro.org