9 de junio de 2015

ALIMENTACIÓN DEL PERRO 8



ALIMENTACIÓN DEL PERRO ANCIANO

Lo más importante en esta edad es que tengan calidad de vida, para ello hay que intentar evitar el desarrollo de enfermedades típicas en esta etapa o si se presentan disminuir su progresión.

Es importante vigilar su peso, su nutrición y que hagan un ejercicio adecuado a su edad, para mantener un buen tono y masa musculares, así como mejorar la circulación y facilitar la eliminación.

Los animales ancianos al ser menos activos necesitan menos calorías, sufren alteraciones en su sentido del olfato y del gusto y su boca y aparato digestivo son menos funcionales, por lo que necesitan que su comida sea más palatable y digestiva.

Su alimentación ha de ser baja en sodio, fósforo y proteínas porque su aparato circulatorio y renal sufren cambios. Es aconsejable que se ingieran más vitaminas del grupo B y E para contrarrestar los efectos del proceso del envejecimiento.

Hay que alimentarles varias veces al día con una dieta adecuada a su estado de salud y su edad.

ALIMENTACIÓN DE LOS PERROS DE TRABAJO

Los perros de trabajo presentan una problemática especial porque el estrés al que están sometidos hace que tengan unas necesidades de nutrientes mayores, aunque justamente por ese estrés, pierden algo de apetito.

Es necesario alimentarles con dietas muy palatables, digestibles y con gran densidad energética.



Lola Moreno
Formadora del curso «Adiestramiento de base y educación canina». Educadora canina y Entrenadora de perros de trabajo y utilidad acreditada por el Principado de Asturias.







www.amigosdelperro.org