Buscar este blog

20 de junio de 2015

MI PERRO HUELE A... ¡PERRO!

Si vives con un perro, ya sabes a qué huelen los perros. Incluso los perros limpios, no vamos a hablar de los perros mojados, o recién rebozados en eso tan interesante que encontraron en el parque (y que tú, decididamente, no quieres saber qué es). Los perros huelen a perro, y a ellos les va bien, aunque prefieren oler a cosas más... intensas (como eso que había en el parque, por ejemplo); no compartimos gustos en cuanto a aromas, está claro. 

Los perros huelen, aunque no suden, al menos no como nosotros. Su grasa corporal tiene su propio olor, y también algunas glándulas emiten aromas interesantísimos para sus congéneres. El olor corporal es fundamental para la relación de nuestro perro con los otros perros, pero un inconveniente serio en la convivencia si dejamos que traspase los límites razonables.


Además, hay que tener en cuenta los malos olores que indican un problema: infección de oídos o encías, dermatitis, etc. En este caso, la visita al veterinario es obligada y urgente. 

Puesto que vas a vivir con tu perro, y su olor estará en tu casa, tu sofá, tu coche y tu ropa, lo mejor será que trates de reducir ese olor a niveles tolerables. Lo conseguirás con cepillados frecuentes, si su tipo de pelo lo permite, duchas con agua sola, colonias específicas para perros, y baños esporádicos con un champú apropiado. Y por supuesto, un baño extra si se reboza en eso que había en el parque... ¡y que seguimos sin querer saber qué es! :Þ

Si además de mantener a tu perro limpio y con buen olor, quieres ser solidario con los peludos que aún no tienen familia, puedes comprar alguno de los champús y colonias específicos para perros que vendemos en la Clínica veterinaria de Amigos del Perro en Lugones y en el Consultorio de Avilés. ¡Todos te lo agradeceremos!


www.amigosdelperro.org





 .