24 de julio de 2015

¡NO ME PIERDAS!

Tú no querrías perder a tu peludo, claro, pero si ocurriese, lo fundamental es encontrarle lo antes posible, ¿verdad?

Tiene chip, naturalmente, pero para ver los datos hace falta un lector de chips, y que a la persona que le encuentre se le ocurra llevarlo a un veterinario, policía local o protectora que tenga un lector. Lo mismo pasa con las placas con código QR, utilísimas... si no fuese porque mucha gente no sabe qué es un código QR ni qué hacer con él.

Como de lo que se trata es de facilitar al máximo que te avisen si tu perro o gato se pierde y alguien lo encuentra, ¡vayamos a lo sencillo! Todo el mundo sabe cómo llamar por teléfono, así que ponle una chapa con tu número.

Que se vea bien, que no haya ninguna duda de lo que es. 

Así, si lo encuentra alguien que no sabe nada de perros, microchips, internet, etc., o no está en disposición de llevar a tu perro a un veterinario o a la policía, le harás muy fácil ponerse en contacto contigo. Una simple llamada telefónica bastará.

Hay placas de identificación de todos los precios, las puedes encontrar en tu tienda para animales, en ebay, etsy, y miles de sitios más, tanto tiendas físicas como online.

Elige una que te guste y se adapte al tamaño de tu peludo, y haz que inscriban en ella su nombre y tu número de teléfono. Eso será suficiente.

Y por supuesto, ¡todos los perros y gatos con su microchip!