Buscar este blog

12 de agosto de 2015

SENDERISMO CON PERROS

Proyecto Solidario Senderismo con Perros –Montecan

Senderismo con Perros – Montecan es un proyecto solidario que pretende recaudar fondos a través de la organización de Rutas de Senderismo para las distintas protectoras de animales de Asturias.

RUTA MONTECAN - AMIGOS DEL PERRO 4 DE OCTUBRE DE 2015 - ASTURIAS

¿Por qué hacer Senderismo con mi perro?

Pasear con nuestro perro puede que sea una de las actividades más placenteras del día y una de las primeras imágenes con las que nos hicimos a la idea de que tener un peludo era una de las mejores decisiones de nuestra vida. Desgraciadamente, el día a día, el trabajo y las obligaciones nos impiden muchas veces encontrar esos momentos y lugares donde nos gustaría estar con nuestro perro.

Las salidas a la naturaleza en compañía de nuestros perritos les permite gozar de un equilibrio físico y mental difícil de conseguir con el estilo de vida actual y a nosotros realizarnos emotivamente con ellos. Si a esto le juntamos más dueños y más canes con las mismas inquietudes nos encontramos con una actividad ideal.


Beneficios de salir a la montaña con nuestros perritos

Los beneficios de salir a la montaña con nuestros perritos y disfrutar de una ruta de senderismo son infinitos: una estimulación increíble para su olfato urbanita; una activación muscular y sensitiva que entronca directamente con sus características fisiológicas; una oportunidad de socializar con otros perros y otras personas; un momento para unirse más afectivamente a su dueño; estar en contacto con la naturaleza. 

Maravilloso, ¿verdad? A cambio debemos tener en cuenta algunos detalles antes de emprender una caminata al aire libre con nuestro can, como es: hacer un uso adecuado de la correa, siendo conveniente usar un arnés; evitar situaciones de peligro con la fauna salvaje, llevarlo atado si no conocemos bien a nuestro perro; llevarles agua por si la ruta carece de fuentes, arroyos, etc; y proteger las almohadillas del can si no esta acostumbrado a caminar por ciertos terrenos son algunas claves que debemos tener en cuenta.


Recomendaciones para ir a la montaña de senderismo con tu perro:

Necesitarás valorar vuestro estado físico, por ejemplo tú puedes estar de correr pero tu can no o a lo mejor si que estais de caminar, y el tiempo que dedicáis a caminar o a correr semanalmente para afrontar una ruta de mas o menos duración y desnivel.

Llevar suficiente agua para tí y para él. Si se opta por dejarle beber de ríos, fuentes, charcos, etc., habrá que tener cuidado y asegurarse de la potabilidad del agua.

Ojo con el Calor en Verano. Hay que evitar exponer al animal a las horas de más calor o elegir zonas que reciban menos sol o incluso lo ideal rutas con sombra.

Correa para llevarlo atado, o arnés. Muchos espacios naturales están protegidos y será necesario respetar las normas. Ante la presencia de fauna salvaje es obligatorio que vaya atado y, sobre todo si no se tiene demasiado control sobre él y también por respeto a la naturaleza o cuando compartimos el camino con otras personas, especialmente niños.

– Edad del perro. Si es cachorro no podrá caminar mucho tiempo seguido y si es muy mayor se cansará con mucha facilidad.

Controlar sus almohadillas. Si el perro no está habituado a caminar por senderos durante sus primeras rutas en sus almohadillas pueden llegar a hacerse heridas. Con el tiempo se le endurecerán naturalmente y no le volverán a molestar pero si queremos evitar esto podemos ponerle unas calzas de neopreno o aplicarle una crema especial para protegerlas.

Control de parásitos después de la ruta y mantenerlo con las vacunas al día. Mirar si se le han pegado parásitos o agentes extraños como garrapatas entre el pelo o dentro de las orejas que le pueden provocar infecciones.

Planificación de la ruta

Si vas con un guía de montaña titulado obviamente no tienes que preocuparte por nada mas que disfrutar, pero sino te tocara planificarla a ti. Aspectos muy importantes a considerar son los pasos insalvables para nuestros canes, evitando sobre todo la existencia de pasos de escalada y trepadas, puentes colgantes, vías ferratas y cornisas o pasos demasiado expuestos, entre otros. Una vez eliminados los citados riesgos, volvemos a recordar que es muy importante considerar el grado de entrenamiento de nuestro animal para evitarle lesiones. Es falso que existan unas razas más apropiadas para hacer senderismo que otras, ya que esta actividad se puede adaptar a nuestras necesidades y la de nuestros amigos perrunos y que como niños en un parque de atracciones, ellos disfrutan muchísimo en la naturaleza.

Alimentación

No es necesario que llevemos comida para el perro si no vamos a estar más de 24h de ruta, puesto que con alimentarse una vez al día suelen tener suficiente. Si queremos darle de comer antes de comenzar la ruta de senderismo para que coja fuerzas, mejor entre una y dos horas antes de empezar un tercio de lo que se le suele dar de alimento diario. Al terminar la jornada, aproximadamente una hora después, le daremos el resto de la comida, que dependiendo del estado físico del animal (delgado, obeso, activo, etc) se le puede dar mas cantidad de comida o no teniendo en cuenta la exigencia de la ruta recorrida o la temperatura. Esto no quita para que podamos llevar algo de fruta que les aporte glucosa y a la vez les refresque. El plátano o la manzana es uno de los alimentos que más les suele gustar a los perros y les aporta energía para seguir la ruta.

Materiales para rutas de senderismo

– Mochilas para perros. Puedes acostumbrar a tu can a llevar unas alforjas pero siempre evitando sobrecargarlas.

Bozal. No sabemos si lo vamos a necesitar y en muchos trasportes públicos es obligatorio que lo lleven.

– Collar o arnés y correa. Si lleva reflectantes, tendremos mejor visibilidad del animal durante el ocaso.

– Luz para el collar si pensamos hacer una ruta nocturna o tememos perderlo. En ese caso sería mejor llevarlo atado.

– Silbato para auxilio, por si tenemos una emergencia, ademas es muy recomendado como actividad con el perro “jugar” a esconderse y hacer sonar el silbato hasta que el perro nos encuentre. Es un divertido juego que nos puede salvar la vida.

– Botiquín: gasas y vendas, yodo, pomada para las almohadillas, antiinflamatorio…

– Documentación del perro. Siempre debemos llevarla con nosotros.

– Las bolsitas recoge cacas no nos harán falta si es un espacio natural pero si vamos por trozos de senda o zonas urbnas sí. En caso de estar en un sendero procura que lo haga fuera del camino para evitar que otras personas lo pisen.