Buscar este blog

2 de diciembre de 2015

DIABETES EN ANIMALES - SÍNTOMAS

La diabetes mellitus no tratada es mortal.

En perros y gatos igual que en humanos, la diabetes mellitus causa diversos trastornos (como las cataratas), coma y finalmente, la muerte. Por eso es imprescindible administrar cuanto antes el tratamiento adecuado, que ha de pautar un veterinario.

Un punto fundamental en el tratamiento de esta enfermedad es la linealidad, la rutina: mantener cantidades y horarios fijos para medicación, comidas y ejercicio; el objetivo es evitar los “picos” de glucemia, es decir, conseguir que el “nivel de azúcar” se mantenga constante sin subidas ni bajas bruscas.
E igual que en humanos, en los perros y gatos la enfermedad no suele ser demasiado escandalosa, no es evidente de un día para otro; el cambio se produce poco a poco, y a veces, para cuando se diagnostica, ya ha causado daños irreversibles. Y para colmo, nuestros perros y gatos no pueden explicarnos los posibles síntomas; tenemos que darnos cuenta de que algo va mal y llevarlos al veterinario lo antes posible.

¿Cuáles son los síntomas?

—Mucha sed: de repente beben muchísimo, y siguen bebiendo mucho durante días.

—Mucha orina: también empiezan a orinar con más frecuencia y en más cantidad, a veces fuera de los lugares adecuados (los gatos fuera del arenero, los perros en casa, etc.).

—Mucha hambre: comen más, aunque esto no significa que engorden, pueden incluso adelgazar pese a estar comiendo más de lo habitual.

—Mucho cansancio: se cansan con nada, todo les agota, o están como aletargados, confusos y con la mirada perdida.

Si estos síntomas se dan durante tres días, no esperes ni uno más: ¡llévale al veterinario!

Hay otras enfermedades que pueden causar los mismos síntomas, pero el veterinario averiguará de qué se trata con el examen físico y las analíticas adecuadas.

Servicios veterinarios de Amigos del Perro