28 de enero de 2016

PARA FORMAR PARTE DEL VOLUNTARIADO DE AMIGOS DEL PERRO

1.- ¿Por qué quieres ser voluntario/a?

El voluntariado es una actividad que parte de una situación de solidaridad, generosidad y ganas de ayudar a un colectivo concreto, en este caso a los animales abandonados; en ningún caso debe partir de una situación de carencias o búsqueda del reconocimiento social, no se trata de suplir carencias afectivas, de autoestima, etc.

Por lo tanto, antes de pensar en integrarse en un grupo de voluntariado, la persona debe estar segura de lo que busca, de sus objetivos y si realmente es apto para ser voluntario/a.


2.- ¿Qué puedo hacer como voluntario/a?

Se requiere un análisis previo de las habilidades, conocimientos e intereses de cada persona antes de dar el paso para hacerse voluntario/a.

En el caso de una protectora de animales hay muchas tareas que se pueden desarrollar como por ejemplo: pasear perros, socializar perros y gatos, educar perros, ser casa de acogida, atender stands, realizar labores de difusión, captación de fondos, participar en eventos, labores administrativas, ayudar o realizar reparaciones y arreglos, transporte de animales a eventos o al veterinario, peluquería, etc., limpieza y desinfección de instalaciones, baño de animales, etc.
Cada persona tiene que pensar no sólo en lo que le gusta hacer si no también en aquello que puede ser más necesario, de ahí la afirmación de que hay que llegar al voluntariado con generosidad y ganas de ayudar donde más se necesita, no necesariamente donde más nos gustaría estar.

También tiene que ser consciente de sus limitaciones, aunque los animales necesitan mucho cariño, mimos, juegos y chuches, eso no es todo; el objetivo siempre es conseguir que puedan acceder a una nueva familia donde ser felices, por lo que todas las actividades que se desarrollen con ellos, tienen que llevar implícitas bases educativas y de socialización, para incrementar su potencial de adoptabilidad.

Es conveniente, antes de tratar directamente con los animales, leer mucho, informarse, acudir a cursos, etc. Empezar por prepararnos nosotros para luego ser capaces de ayudar más y mejor a los animales.


3.- Condiciones para ser voluntario de Amigos del Perro

Si ya has decidido que quieres integrarte como voluntario en Amigos del Perro, deberás cumplir unos requisitos básicos:

a)      Estamos en Asturias, así que para aquellas actividades que impliquen el trato directo con los animales tienes que ser capaz de llegar al albergue por tus propios medios. Además las personas que deseen desarrollar tareas relacionadas con paseos, socialización y demás cuidados con los perros y gatos, tienen que comprometerse a visitar el albergue como mínimo tres veces al mes.

b)   Como ya has pensado en qué podrías ayudar y además sabes que eres capaz de hacerlo, escribe a voluntariado@amigosdelperro.org explicando qué tareas deseas desarrollar, cuánto tiempo destinarás a ello y qué experiencia/formación tienes para desempeñar esa labor.


4.- Incorporación al programa de voluntariado

Una vez que hayamos recibido tu mail, lo primero es comprobar que la información que aportas en relación a los requisitos, formación, objetivos como voluntario y actividades que deseas desarrollar, encajan con lo que se necesita.

Si es así,  te convocaremos a una reunión donde nos conoceremos personalmente.

Antes de la incorporación definitiva, estarás bajo la tutoría de otro voluntario/a que desarrolle las mismas tareas que tu deseas desarrollar para evaluar si realmente estás preparado para ello. Para desarrollar esta tutoría es necesario que aportes 4 euros para proceder a darte de alta en el seguro al que obliga la normativa.

Una vez pasado este período de prueba, y si resultas apto, procederemos a firmar el contrato definitivo de voluntario/a que tiene una validez anual, por años naturales, de manera que en enero de cada año, debes renovar tu compromiso de voluntariado, y nosotros debemos dar el visto bueno a tu petición de renovación.


5.- Formación

Hay muchas cosas que se pueden hacer como voluntario en Amigos del Perro. Pero para algunas es necesario tener una formación mínima.

Trabajamos con animales que, en muchos casos, no han tenido una socialización adecuada. Todos queremos estar con los perros pero, ¿sabes cómo manejarlos? ¿sabes cómo reaccionar cuando dos perros se pelean? ¿tienes algunas nociones de educación canina? ¿sabes pasear un perro sin que te arrastre él a ti? ¿qué hacer si se escapa?

Para nuestros perros, salir a pasear y estar en contacto con personas es fundamental, y es una actividad muy gratificante para nuestros voluntarios pero, además, es un buen momento para ir educándolos: a no tirar de la correa, a obedecer órdenes básicas, a tolerar la presencia de otros animales, ruidos, etc. Queremos que sea una experiencia divertida y útil para ellos y para los voluntarios, pero no queremos que nuestros voluntarios pasen momentos desagradables por no saber manejar a un perro.

Si no tienes estos conocimientos quizás deberías pensar en otra forma de ayudar:
-        Atendiendo en los diferentes stands de Amigos del Perro y participando en eventos.
-        Difundiendo.
-        Captando más socios y/o fondos.
-        Siempre se necesitan manos para limpiar y reparar pequeños desperfectos en el albergue.
-        Etc.


6.- Compromiso

Ser voluntario es una decisión seria. Es una responsabilidad. Establece tu calendario de acuerdo con tus posibilidades y las necesidades de Amigos del Perro. Decide cuándo puedes ayudar y haciendo qué. Pero una vez decidido,

¡Comprométete!

La gente confía en ti y espera que estés cuando dices que vas a estar y esperan que hagas lo que te has comprometido a hacer. Si llegas cuando no se te necesita te aburrirás, si no vas cuando te esperan dejarás tirados a los perros, a tus compañeros y a todos los de Amigos del Perro que cuentan contigo.


7.- Conclusión


Nos tomamos la labor de los voluntarios/as muy en serio, son un pilar básico en el desarrollo de todas nuestras actividades y en la consecución de nuestro objetivo principal que es lograr el bienestar de los animales que tutelamos.