8 de junio de 2016

TROY RESPONDE: EN BICICLETA

A mí me gustan mucho las bicicletas, desde siempre. Cuando era más jovencito, me sentaba delante de ellas para que se pararan y me hicieran unos mimos, pero a algunos ciclistas no les gustaba y a mi humana tampoco, así que poco a poco he ido perdiendo la costumbre.

Pero esta tarde he visto una bici haciendo algo nuevo, ¡marcha atrás en diagonal!
divertidísimo... mi humana se rió mucho, y el ciclista también. Y no fue culpa mía, ¿eh? bueno, al menos no del todo. Es que íbamos paseando y entonces pasaron dos humanos en bici, el segundo sujetaba la correa de un perro que corría a su lado, y que al acercarse, resultó ser nuestro vecino Bobby. Se alegró tanto de verme, que se acercó corriendo y arrastrando la bici tras él, mientras nos poníamos a dar saltos uno alrededor del otro, de tan contentos que estábamos.

Siempre me alegro de ver a mis amigos, pero hoy fue algo especial, ¡nunca había visto una bici marcha atrás! :Þ

Con todo lo divertido que puede ser ir en bici con tu peludo, si lo haces, por favor, ten en cuenta que no es lo mismo correr por la hierba o un sendero de tierra que hacerlo por la carretera o una pista asfaltada. Nuestras patas no están preparadas para eso, y el calor empeora las cosas. Si no lo tienes claro, echa un vistazo a este artículo:  Las almohadillas caninas.