Buscar este blog

4 de agosto de 2016

MINGO, TERESA, PINÓN Y TELVA

Este fin de semana es mi cumpleaños, y para celebrar que soy un año más vieja me ha llegado éste regalo, iba a decir caído del cielo, pero en realidad emergió del capó de un automóvil.

MINGO O TERESA

Mingo, Teresa, Pinón y Telva son cuatro miniaturas, cachorros de gato que se han quedado huérfanos sin pretenderlo y sin que su madre haya podido remediarlo. Estaban siendo criados en el motor de un coche, cuando un día, sin aviso de por medio, su improvisada madriguera emigró a tierras lejanas y así aparecieron estos infelices que ahora mismo tengo en el regazo.


PINÓN

Voy a ir presentándooslos para que os encariñéis con ellos y los veáis evolucionar. Tengo la tonta esperanza, de que alguien enamore de ellos al verlos crecer, y quiera darles un hogar al que incorporarse cuando estén listos, ya que pasado este tiempo crucial en sus vidas, pese a mi impotencia, tendrán que regresar al frío albergue.


TELVA

Ahora mismo son tan pequeños que no hacen otra cosa que dormir apretujados, comer, y chillar como un pequeño coro de gaviotas. No sabemos todavía si son hembras o machos, por eso los nombres se han puesto casi al azar. Pugnaban sus apodos entre Mingo, Teresa, Pinón y Telva y los cuatro de Liverpool: Ringo, Mc Cartney, Lennon y George. Pero por votación popular, ganó la versión asturiana.


MINGO Y TERESA

Mingo y Teresa, son prácticamente iguales, manchados y blancos, tan indistinguibles que a veces tengo miedo alimentar dos veces a uno y dejar al segundo hambriento. Telva, es el gatito más blanco y Pinón, es este puñadín de gato, de pelaje oscura oscura, mitad felino mitad dragoncillo que aún tememos, por su debilidad, no sea capaz de salir adelante. Es de todos ellos mi preferido por ser el más indefenso.


PINÓN

Cruzad los dedos por mí y por él, por todos ellos, para que cojan peso y crezcan fuerte, aunque no tengan el apoyo de su madre y tengan que conformarse con el de la postiza.


¡Suerte pequeños!