BUSCAR EN «HABLANDO CLARO»

Cargando...

12 de enero de 2017

JORGE Y COLÓN: UN DÍA EN LA PLAYA

Hola, soy Jorge, voluntario de Amigos del Perro. Voy a contaros un poco como se desarrollaron los acontecimientos hasta llegar al paseo que veréis en el vídeo que está un poco más abajo.

Colón, bajo mi punto de vista, es un perro que llama la atención por su cara tan expresiva de bonachón y alegría que tiene. Fue lo primero que pensé la primera vez que lo vi en su perfil de la web. Nos presentaron formalmente el día que me tocó sacarlo a dar un paseo por los alrededores de Serín. Desde el primer momento destacó su carácter entusiasta y alegre, siempre dispuesto a agradar y conquistarte. Todos los paseos con los peludinos son gratificantes pero este fue de los que dejan huella y muy buen recuerdo.





Después de un tiempo seguía recordando ese paseo y al acabar el año pensé que sería buena idea dedicarle un día entero para él. Así que dicho y hecho, el lunes 2 de enero, aprovechando que era festivo nos fuimos a buscarle y disfrutar del precioso día de sol que hacía. En el trayecto en coche se portó muy bien aunque debido a que se marea tuvo un pequeño vómito poco antes de aparcar. Decidimos ir a la playa de San Lorenzo para despejar y corretear un poco y luego nos acercamos hasta un merendero a reponer fuerzas. El día fue todo un éxito y el comportamiento de Colón nos resultó impresionante e impecable. Su saber estar en todo momento y su facilidad para adaptarse a cualquier situación unido a lo mimoso y dulce que se mostraba nos dejó boquiabiertos. Ya de vuelta al albergue se volvió a repetir el vómito. El pobre se marea y es algo que ojalá supere porque sería ya perfecto.

Tras el rotundo éxito ese día la cosa no podía quedarse ahí y nos pareció buena idea pasar el fin de semana con él y probar que tal era su comportamiento en un piso. Así que en víspera de reyes, después de comer, subimos al albergue para hacer realidad el prometido regalo de reyes y compartir estos días juntos. Al llegar a Gijón le llevamos a una sesión de lavado y peluquería para ponerle aún más guapo. Se portó genial y salió hecho un bombón. Después de un largo paseo tocaba entrar en casa. Con la prudencia que le caracteriza estuvo inspeccionando y olisqueando cada rincón de la casa para finalmente echarse en la confortable cuna que le teníamos preparada. Daba gusto verle encantado durmiendo y lanzando algún que otro suspiro de satisfacción. 






Durmió toda la noche junto a nosotros a pierna suelta hasta por la mañana que decidió darnos los buenos días llenándonos de cariñosos lametones. El día estaba frío pero soleado, así que era perfecto para volver a corretear por la playa y jugar con otros perros. Fue pisar la arena y entrarle una energía y alegría que había que darle rienda suelta. Qué pena que no fuera posible dejarlo suelto!!! Así que si él quería correr me tocaba a mí andar ágil y vivo para entorpecer lo menos posible sus movimientos. A mí se me escapaba la risa viendo lo mucho que disfrutaba corriendo y dando brincos. Y uno de esos momentos únicos fue el que quedó grabado a cámara lenta y que tanta ilusión me hizo publicar. Dura apenas un minuto pero refleja perfectamente esos instantes de pura felicidad. Por su parte y por la mía!!! Y es que, pensándolo bien, el regalo de reyes nos lo hizo él a nosotros. Y es que Colón es el auténtico conquistador, de corazones.


video


Si desde tu móvil no puedes ver el video que hay aquí encima, prueba con éste:




Contacto: adopciones@amigosdelperro.org