Buscar este blog

5 de abril de 2017

CARTA AL ALCALDE DE LANGREO

Sr Alcalde-Presidente del ayuntamiento de Langreo,

Como secretaria de la Fundación Amigos del Perro debo manifestarle que ha vuelto a superar mi capacidad de sorpresa a causa de las declaraciones que ha efectuado ante la RTPA el pasado 1 de abril, mientras hacía su entrada en el Albergue Municipal de Langreo con la nueva gestora DOG HARMONY.

Y no tendría que extrañarme porque debió ser premonitorio su talante en la primera reunión que mantuvimos, cuando ni siquiera se permitió devolver el saludo de cortesía inicial y solo levantó la mirada de la mesa para afirmar a modo de velada amenaza, que podría estudiar la supresión del servicio. Dejando además patente su desconocimiento del tema cuando contestó con desdén a mi advertencia de la respuesta social que podría provocar una decisión así, o el hecho de que según la normativa aplicable ese servicio era obligatorio. Con ello dejó clara su nula preocupación respecto de un tema que le debía parecer ínfimo, al lado de otras preocupaciones municipales de más nivel.

 En la segunda reunión y tras haber sufrido la protesta de numerosos vecinos, dio muestras de su enfado porque hubiéramos informado públicamente del contenido de la primera. Esta vez ya tenía preparado un plan de ataque contra esta fundación, y sin haber siquiera agradecido al menos el enorme esfuerzo económico que hemos venido realizando durante los últimos 16 años, junto con decenas y decenas de voluntarios y donantes, se puso a destripar el convenio suscrito para llegar a la conclusión de que además de atender, chipar, vacunar, desparasitar, alimentar, curar, etc. a los animales en depósito, teníamos que haber arreglado goteras, reparado tejados y cualquier desperfecto que el transcurrir de los años pudiera ocasionar en las instalaciones de propiedad municipal.

Y eso es lo que ha vuelto a repetir ante las cámaras, como si la enorme gotera que aparecía en la imagen fuera responsabilidad de esta entidad, o como si nuestros trabajadores no hubieran tenido que trabajar bajo las lamentables condiciones que supone tener un tejado de fibrocemento sobre sus cabezas, como si no hubiéramos tenido que comprar varias bombas de agua para baldear jaulas y limpiar recintos, como si los voluntarios no hubieran estado reparando multitud de desperfectos causados por el paso del tiempo ante la pasividad municipal respecto de nuestras continuas peticiones. Es conveniente que formalice su reclamación cuanto antes, porque será la única forma de que entienda que no lleva razón.

Le recuerdo que esta fundación ha aportado más de cien mil euros para poder continuar atendiendo nuestras obligaciones durante más de tres lustros, y si no decimos basta hubiéramos seguido "financiando" a ese ayuntamiento, bajo la errónea idea de que además nos estaban haciendo un favor por no sacar a concurso el servicio.

Hay un nombre para describir a las personas que explotan a los demás y, mantener un servicio puntero como el que se realizaba en Pajomal con la tercera parte de lo que pagan otros ayuntamientos por servicios idénticos, necesariamente debe llevar ese apelativo.


María Jesús García Gutiérrez

Secretaria de la Fundación Amigos del Perro 

CARTA PRESENTADA POR REGISTRO EN EL AYUNTAMIENTO DE LANGREO