2 de mayo de 2017

PLANTAS VENENOSAS

Las plantas liliáceas son tóxicas para los gatos. Muy tóxicas, tanto que comerse un trocito de cualquier parte de la planta puede matar a tu gato. La intoxicación empieza con vómitos, depresión y pérdida del apetito, que dura unas 12 horas; después parecerá mejorar, dejará de vomitar, y entre uno y tres días después estará realmente enfermo, con un fallo renal agudo que, si no se trata, morirá en unos días. Los perros también se intoxican con estas plantas, pero no les afectan tanto y la cosa quedará en una gastroenteritis.

«Pero, ¿qué plantas son esas? Porque lo de “liliáceas” queda muy bien, pero yo esa planta no la conozco… por aquí no debe de haber, así que no hay riesgoError. No es el nombre de una planta, sino una familia de plantas, todas nacen de bulbos, y las más frecuentes son los lirios (en todas su variedades, como las calas o el lirio silvestre), los tulipanes y las azucenas; hay mucha más información sobre las liliáceas en Wikipedia. ¿Verdad que ahora ya ves el peligro? 


CALA 

Si tu gato tiene acceso al exterior, al campo, es difícil que puedas controlar este peligro; pero si vive dentro de casa y no sale, es muy fácil: no tengas en casa liliáceas, ni como plantas en macetas ni como flor cortada. Son muy bonitas, sí, pero tu gato más, ¿verdad? No te arriesgues.


AZUCENAS

TULIPANES