Buscar este blog

10 de julio de 2017

LA MUDA DE PELO EN GATOS

La semana pasada tratábamos el tema de la caída de pelo en perros, pero quienes convivimos con gatos, sabemos que éstos no les van a la zaga en cuanto a excedente de pelo se refiere. Su debilidad por colarse a dormir en los armarios, hace que cualquier persona de nuestro entorno pueda dar fe de las épocas de muda de los gatos, por la capa extra que adorna toda nuestra ropa.

Al igual que en los perros, y en el resto de mamíferos, la muda es un proceso natural que permite a los animales regular su temperatura y adaptarse a los cambios estacionales. Entre los gatos también existen distintos tipos de pelaje que pueden incidir en una mayor o menor caída de pelo, en época de muda.

Gatos de Pelo Corto: Éste es el más común, a éste prototipo pertenecen los Gatos Comunes Europeos, pero también otras razas como el Siamés, el Azul Ruso, el Abisinio, el Manx, El Korat, el Snowshoe, el Toyger o el Bengalí. Dada la dedicación personal del gato al aseo, éste tipo de pelo no requiere de cuidados extra aunque hay quien opta por cepillar a los felinos en época de muda para retirar el exceso de pelo muerto.

Gatos de Pelo largo o semilargo: entre estas razas podemos encontrar el Himalayo, el Angora, el Persa, el Balinés, el Somalí, el Ragdoll, el Curl americano, el Sagrado de Birmania, el Maine Coon o el Bosque de Noruega. El pelaje de estos felinos requiere de más atención que el de sus congéneres de pelo corto, en especial los gatos Himalayos o de Angora, y se recomienda su cepillado frecuente.

Gatos de Pelo rizado: son poco frecuentes, se caracterizan por tener el pelo ondulado y una menor muda. Exponentes de estas razas serían los apellidados Rex: Cornish Rex, el Devon Rex y el German Rex y el Selkirk Rex, también denominado “gato oveja”. El gato oveja, surgió en 1987 producto de una mutación natural (sin intervención humana) y ¿sabéis dónde fue detectada? en un refugio de Wyoming.


Selkirk Rex, el gato oveja

Gatos sin pelo: las razas más conocidas de esta variedad son el gato Esfinge (Sphynx) y el Peterbald, pero existen más: el Don Sphynx, el Bambino cat, el Elfo cat, el Levkoy Ucraniano, o el Kohona. Estos animales, a excepción del Kohona que no tiene pelo, se caracterizan por tener una capa de pelaje muy fino lo que les da una apariencia de estar “desnudos”. Su aspecto, muy peculiar, no suele dejar indiferente a nadie. La muda es inexistente.

¿Qué factores pueden influir en la caída del pelo de los gatos domésticos?

  • Alimentación: tiene que ser adecuada y cubrir sus necesidades nutricionales
  • Cambios de temperatura y humedad: hacen que el organismo del felino reaccione haciendo caer el pelo
  • Estrés: ¿ha habido cambios en el hogar? Los cambios bruscos pueden hacer que el gato se arranque pelo en exceso mediante el aseo compulsivo o que el estrés genere caída excesiva
  • Enfermedad: las calvas o el pelo que cae en exceso de pelo puede ser un síntoma de enfermedades como la tiña, infecciones parasitarias o alergias
  • Estados Hormonales: el celo, el embarazo, la lactancia en hembras puede alterar el proceso de muda en los gatos


Y recuerda, nadie conoce a tu gato mejor que tú, si consideras que se le cae el pelo de forma anómala, ¡llévalo al veterinario!