Buscar este blog

9 de febrero de 2018

ÑERU EN ADOPCIÓN


Este último fin de semana, tuve la suerte de llevar a Ñeru al desfile que hicimos en la tienda animal de Parque Astur.

Tras el obligatorio paseo de desfogue del box, se mostró como un perro tranquilo, sumiso y cariñoso, que te enseña la barriga para que le acaricies en cuanto te agachas y te sientas en el suelo.



No está acostumbrado a montar en coche, por lo que no parecía apetecerle mucho la idea. Como buen terrier si algo no le gusta, se puede mostrar un poco terco. Pero como es muy bueno y tranquilo y además no pesa demasiado, no fue nada difícil subirlo en brazos.



Una vez en la tienda animal se mostró muy sociable con todo el mundo. No tuvo ni un solo mal gesto con personas o perros. Todo lo contrario, estaba encantado de recibir mimos y socializar. Cuando te paras a hablar con alguien, no se impacienta ni da tirones. Se tumba tranquilamente en el suelo y espera pacientemente.



Durante el desfile vimos que le falta acostumbrarse a entrar en sitios cerrados. Pero es que uno no tiene la culpa de llevar en el albergue desde cachorro y no haber visto apenas mundo exterior. Así que, al darle un poco de miedo entrar en la tienda, tuve que recurrir al truco de hacerle entrar animándole a seguirme mientras aceleraba el paso. Una vez dentro estuvo como Pedro por su casa, olfateándolo todo de forma relajada.  Por lo que es un pequeño miedo que superará enseguida.



En definitiva, me parece un perro estupendo con el que se congenia enseguida y que claramente se merece la misma oportunidad que su hermana, con la que llegó de cachorro al albergue, y que fue adoptada enseguida.