Buscar este blog

12 de agosto de 2019

Urracas: dos cosas que tal vez no sepas y una que probablemente conozcas aunque no sea verdad


Pues nada, aprovechando que es agosto y que todo el mundo está de vacaciones, yo voy a seguir aquí, contando anecdotillas pajariles. Tras las gaviotas y los vencejos, hoy le toca el turno a ese gran adalid de la fauna urbana que es la urraca.

Seamos sinceros, de las urracas mola todo hasta su nombre científico: Pica, pica. Nosotros los asturianos las llamamos pegas, pero por otros lares también se denominan picazas y/o picarazas.

Todos los que somos fans incondicionales de las urracas y otros córvidos, conocemos su gran astucia, sus dotes de comunicación, de imitación así como su capacidad de coordinarse con otros miembros de su grupo. Lo que yo desconocía y no sé si vosotros también, eran otros aspectos de su comportamiento como los que os traigo hoy aquí:

Por ejemplo, ¿vosotros sabíais que las urracas son capaces de reconocerse en el espejo?
-          Un estudio realizado en la Universidad de Goethe, en Alemania, demostró ya en 2008 que las urracas, al igual que el ser humano, los chimpancés, los elefantes y los delfines, eran capaces de reconocerse en el espejo. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras comprobar que los pájaros reconocían su propia imagen en el espejo y no la de otras aves. Para ello les colocaban manchas a modo etiquetas que solo eran visibles a través del espejo. Así verificaron que el animal era capaz de verse a sí mismo y que tras visualizar la mancha procedían a limpiarse el plumaje para quitarse la marca de identificación.

Imagen de Mabel Amberen Pixabay 
Más cosillas. Los ritos funerarios:
-           Los córvidos realizan lo que podíamos denominar una especie de ritual funerario. Ya en los sesenta, un estudio  estadounidense señalaba que estas aves son capaces de identificar a los miembros muertos de su grupo. Entonces, se había observado  que una vez reconocido el cadáver, el pájaro “descubridor” (“el forense” por así decirlo) llamaba a otros miembros de la bandada, pero se desconocía el motivo por el que lo hacía. No fue hasta 2015, que varios investigadores de la Universidad de Washington, tras constatar la existencia de éste rito, desentrañaron su razón de ser.  Este rito funerario, no tiene que ver con una despedida social, no es un comportamiento afectivo, sino que se trata más bien de una estrategia de supervivencia. Los investigadores verificaron que los pájaros,  una vez identifican el cadáver de un miembro de su especie, emiten una llamada para avisar al resto del grupo y que todos puedan clasificar ese área como peligrosa.

Por último, algo que yo creía saber y al final era un fake:
-          Resulta que a las urracas no les atraen los objetos brillantes. También es mala suerte, para algo que me sabía y resulta que ahora lo tengo que desaprender. Por lo visto, en otro estudio, en este caso de la Universidad de Exeter, han comprobado que las urracas no se sienten atraídas por el brilli-brilli, sino que en realidad tienen miedo de los objetos con los que no están familiarizadas, sean estos brillantes o no. De hecho los investigadores, creen que esta falsa creencia, lo de que las urracas se apropian de los objetos que brillan, está relacionada con la exageración transmisión de anécdotas vía oral, que habría podido generalizar un comportamiento más bien esporádico. Ahí es nada.
Imagen de fdipaola en Pixabay

Pues hasta aquí, llegamos por hoy.

Gracias por leer, y recuerden amiguis: la información original, es decir, la güena, la saqué de aquí: