Buscar este blog

24 de febrero de 2020

Desungular es amputar

Es amputar y es una salvajada, pero hasta hacer relativamente poco había mucha gente que seguía pensando que desungular a un gato, no era tan grave, que se trataba únicamente de salvar los muebles de las uñas de su felino. La realidad es que la desungulación conlleva una delicada operación quirúrgica, realizada por supuesto bajo anestesia general, mediante la cual al gato además de las uñas se le arranca la última falange de la pata. 
Es decir, mutilamos al gato para salvar las cortinas, es por ese motivo por el que algunos países como Reino Unido, Australia o Nueva Zelanda ya han prohibido su práctica.

Manchita. Soy un macho desungulado, tengo 8 años. Vivía con mi compañero Mimos en una casa. Me puedes adoptar aquí

La uña del gato nace del último hueso de la garra, es gracias a esto que es retráctil. Para arrancar la uña y evitar que vuelva a crecer, debe extirparse la parte ósea, la articulación, los nervios y los vasos sanguíneos que se encuentran en torno a la garra.

El postoperatorio de la desungulación es doloroso, pero por muy bueno que sea tu veterinario, el problema no se limita a la convalecencia. Las consecuencias derivadas de la operación van a afectar al bienestar físico y psicológico del animal de por vida. Los gatos utilizan las uñas para todo, para trepar, para rascarse, defenderse, jugar, cazar, escapar, mantener el equilibrio, caminar... Las uñas desempeñan un rol clave en la vida y el instinto de todos los felinos y un gato desungulado puede desarrollar problemas de comportamiento e incluso generar problemas físicos como lesiones y cojeras.

Me llamo Mimos, tengo 7 años, he vivido siempre con mi compañero Manchita. Estoy desungulado. Me puedes adoptar aquí

Hay alternativas para evitar la desungulación de un gato casero, las más conocidas son el uso de rascadores y hacerles la manicura, ergo cortarles las uñas, periódicamente. Yo la verdad, diría más, si aprecias más el tapizado del sofá que a tu gato, lo mismo es que en el fondo tampoco quieres vivir con uno. 

Recientemente han aterrizado en Serín, dos pequeños desungulados, son Manchita y Mimos que amenizan con sus fotos esta entrada. Como todo animal que ha conocido el calor de un hogar y se ve de repente en un albergue, necesitan urgentemente una nueva casa. ¿Nos ayudas a encontrársela?














20 de febrero de 2020

20/02/2020 Día Internacional del Gato

Estaba yo dándome una vuelta por Twitter, cuando al quinto Feliz día del gato, he caído en la cuenta de que igual los mensajes se repetían, porque hoy 20 de Febrero, era dicha festividad, y oye, mira, no van a ser nuestros gatos menos que los de nadie, así que en esta breve entradilla os traigo a dos compañeros gatunos en busca de hogar, Paco y Bulnes y aprovecho para contaros un poco de qué va esto del Día del Gato y por qué los felinos son al único animal al que a falta de uno, se le dedican tres días al año.

Me llamo Paco, fuí adoptado de pequeño y ahora he vuelto aquí. Tengo un año y cuatro meses, puedes adoptarme aquí

Probablemente como yo, podéis haber considerado que la consagración del Día Internacional del Gato, pretende visibilizar y reconocer la labor de nuestros felinos y/o su necesidad de protección. Yo ya puestos a elucubrar, que otra cosa no, pero imaginación a una le sobra, me había planteado si tendría que ver con alguna de las lejanas celebraciones que se les dedicaban cuando se les trataba como dioses, o incluso un recordatorio de algún día fatídico basado en alguna matanza (estoy pensando en la Edad Media, eh, no en tiempos actuales) pero no, la verdad es mucho más prosaica y yo iba bastante desencaminada: Se celebra el día del gato el 20 de febrero porque fue la fecha en la que murió el gato de los Clinton (Socks) tócate los güevos, pues nada oyes... Bienvenido sea si gracias a éste recordatorio alguno de los múltiples felinos que pueblan las protectoras encuentra casa por la visibilidad que les otorga este día.


Me llamo Bulnes tengo dos años soy un gato muy cariñoso, no me canso de recibir caricias. Puedes adoptarme aquí

Si no fuera el caso, gatetes de España no desesperéis, tenemos dos días más, para recordarle a todo el mundo que ser feliz es fácil si se comparte la vida con un gato: El 8 de Agosto y el 29 de Octubre. 
El primero fue establecido por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal y el tercero, por la fotógrafa, etóloga y activista Colleen Paige, que esta vez sí, tenía intención de concienciar a la población sobre el abandono de felinos.

Ya sabéis catlovers, marcad en vuestros calendarios estas tres fechas y recordad que si queréis celebrar todo el año el Día del Gato, nada mejor que adoptar uno (o dos 😉).

Sean Buenos,

El hombre es civilizado en la medida que comprende a un gato.
                                                                  George Bernard Shaw