Buscar este blog

21 de enero de 2019

COMPRAR O NO COMPRAR, REALMENTE ¿ESA ES LA CUESTIÓN? (PART TWO)

La semana pasada iniciaba yo ésta nueva “saga” de publicaciones intentando recordarnos a todos, que el problema con los animales en España, no proviene de la forma en la que estos llegan a sus respectivos hogares sino la ausencia de concienciación de los dueños que los introdujeron en los mismos.
Por más que nos empeñemos, las campañas de #NoCompresAdopta no van a hacer desaparecer (ni tengo muy claro que deban hacerlo) la adquisición de animales. Tampoco por más que algunos se obcequen, son todos los que compran o los que venden culpables por defecto del problema de abandono que existe en nuestro país. Las responsabilidades tendríamos más bien que pedírselas a los que no tienen escrúpulos en adquirir o vender animales en determinadas condiciones.


Sé que muchos no queréis ni oír hablar de ello, pero tanto los criadores como las protectoras tenemos que trabajar conjuntamente. Es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia, al fin y al cabo, los criadores no son más que amantes de los perros que se obsesionaron con una determinada raza.
Como yo de protectoras algo sé (tampoco mucho, no vamos a engañarnos) pero de criadores no tengo ni pajolera idea, le he pedido ayuda a la gran Vanessa M. ( Verdandi (@Ipathia_)  para los amigos J) que se someta a, como ella misma dice, un tercer grado, para poder explicaros en qué consiste realmente tanto la cría como la compra responsable de animales.
YWC: - Antes de anda te pediría que te presentases
V: Soy Vanessa M., ex criadora de gatos y perros, con experiencia en peluquería canina y felina, en adiestramiento canino, y permanente compañera de animales de toda clase y condición.
YWC: ¿Tienes alguna formación específica o se requiere alguna formación para ello?

No, no hay ninguna formación específica, aunque a todos los que nos gusta este mundo o hemos pertenecido a él, acabamos aprendiendo, como autodidactas, un montón de disciplinas relacionadas en genética, etología, veterinaria… Es útil conocer a otros criadores, acudir  a exposiciones, relacionarte con criadores ya profesionales  que te orienten con su experiencia.
YWC: Respecto a las Acreditaciones: ¿ Tienes qué acreditarte?, ¿Dónde?, ¿Según qué criterios?, ¿Qué costes lleva aparejados?

V.: Sí, claro que tienes que acreditarte. Se debe sacar el afijo, que es el nombre que solicitamos a través de las sociedades, sean caninas o felinas, que te avala como criador (viene implícito pagar la cuota de socio). Cuesta dinero. Es requisito obligatorio sacarse también la licencia de núcleo zoológico en el ayuntamiento. Cuesta dinero. Si tienes un macho reproductor, también debe sacarse un carnet, que confirma que es nuestro, y que cumple con las garantías veterinarias exigidas por las asociaciones (en cría de gatos). También es de pago, y se añaden las pruebas veterinarias que se deben entregar para solicitar este carnet. Inscribir camadas (dar de alta), cuesta dinero…Acudir a las exposiciones para ir creando cierto renombre con tus ejemplares, cuesta dinero. En caso de destinar un local o espacio ajeno a la vivienda, deben seguir los pasos administrativos correspondientes para dar de alta la actividad.  Si quieres hacerlo todo verdaderamente legal, es imprescindible darse de alta de autónomos para poder hacer facturas con IVA, tener un CIF, declarar a Hacienda.  No se trata de criterios, en realidad. Un criador comprometido, honrado, y legal, debe cumplir todos los requisitos.
YWC: Vanessa, ¿Por qué decidiste criar animales?
V.: Surgió un poco sin querer. Coincidieron dos hechos en el tiempo: primero llegó  la Yorkshire, de exposición, un regalo para mi madre,  a la que le surgieron muchos admiradores,  junto con el rescate de una gata persa, Raisha, a la que sus dueños habían abandonado tras vender el chalet. La apariencia y carácter de la Persa nos enamoró, y empezamos a estudiar y conocer más de esa raza de gatos… y decidimos tener más.
YWC: Y ¿Durante cuánto tiempo fuiste criadora?
V: Alrededor de 10 años.
YWC: Esta es una pregunta que te puede sonar un poco tonta pero realmente lo desconozco ¿En qué consiste exactamente ser criador?
V: En primer lugar, obviamente, que adores los animales. Sea cual sea la raza con la que tienes esa afinidad que te lleva a querer contribuir a conservarla, darla a conocer y que otros hogares puedan encontrar a ese ejemplar que encaja con las necesidades de ambos: tanto la del animal como futuros propietarios. El dinero, en un verdadero criador, nunca será un objetivo. De hecho, debido a las normativas que establecen las asociaciones (todas ellas son similares), habrá periodos en los que no tengas una sola camada, y eso es buena señal. Implica que estás respetando los tiempos de descanso de las hembras, que no tienes tantos como para no cumplir convenientemente con sus cuidados y atenciones… Es muy frecuente encontrarse con el mensaje de “camadas no disponibles hasta X” (que puede ser un año largo o incluso más), en criadores de confianza. Ser criador exige que antepongas, sea cual sea la situación, el bienestar de tus animales a todo lo demás. Es costoso, requiere tiempo y mucha dedicación.
YWC: Y cuando criabas ¿Tenías dedicación completa? Es decir, ¿trabajabas ocho horas al día con los animales?
V.: No. No era una actividad económica, de modo que para pagar las facturas, y mantener y cuidar a los animales, hacíamos nuestra vida de forma totalmente normal. Fueron gatos y perros de casa, como cualquier otro.
YWC: Para entendernos ¿Cuál es la cara que los particulares ignoramos de la cría? Es decir, lo que no vemos
V: Que se ha “prostituido” el término metiendo en el saco a junta-perros y gatos, a las odiosas granjas del Este, masivas e inhumanas, y particulares sin escrúpulos cuyo único objetivo es sacarle rédito económico a sus camadas, sin importarles cómo salen o a qué hogares van.
YWC: Y por curiosidad, actualmente, ¿convives con algún animal?
V. Sí, convivo con perros, gatos, una cerda vietnamita y una hurona. Todos rescatados. ¿Por qué? Porque no concibo otra manera de vivir, si no es con animales a mi alrededor. Respiro, duermo, como, comparto mi vida con ellos. Es una necesidad vital, a estas alturas.


Y como decían en aquel famosísimo programa de televisión: “Hasta aquí podemos leer”
Nos vemos la semana que viene.
¡Sed buenos!


Nota: fotografías de Pixabay.


18 de enero de 2019

BANQUETE NAVIDEÑO EN SERÍN

Gracias a las donaciones recibidas para la campaña «Sé un Rey Mago», los perros y gatos del albergue pudieron disfrutar de una comida especial y muy sabrosa, y queremos compartir con todos vosotros nuestro agradecimiento y la satisfacción de verles tan contentos y concentrados en su banquete, ellos que tan pocas alegrías tienen mientras esperan un hogar. ¡Muchas gracias por este regalo! Recordad que todos los fotografiados (y muchos más) están en adopción. Contacto: adopciones@amigosdelperro.org

TREINTA, POSANDO PARA LA FOTO DE AGRADECIMIENTO

EL MENÚ :D