Ir al contenido principal

Respuestas para amantes de los gatos

La semana pasada poníamos a prueba vuestros conocimientos de #CatLovers con un test que si no vistéis podéis encontrar en esta entrada.

Hoy vamos a profundizar un poco más en las respuestas al cuestionario, ¿repasas el tema con nosotros?

8 cosas gatunas y curiosas

1. Gráciles bailarinas, son capaces de caminar utilizando solo la punta de sus dedos, pero ¿sabes cuántos dedos tienen los gatos?

Pues antención porque los gatos no tienen 20 ni 16 dedos, sino 18. Tienen 5 en las pattas delanteras y cuatro en las traseras. Eso sí, hay gatos con polidactilia (olé con el palabro) que sí tienen 20. 

2. Y ¿Dientes?, ¿Sabes cuántos dientes tiene un lindo minino? 

Exactamente los gatos tienen 30 dientes en su vida de adultos y la dentadura definitiva, comiena a salirles a los 4 meses de edad.  Se caracteriza por unos colmillos más desarrollados sobre todo en comparación con los incisivos que son mínimos y por la disposición de los molares en forma de tijera, o que les facilita cortar alimento sin masticarlo.

3. No somos racistas, pero... ¿Cuántas razas reconoce la Federación Internacional Felina (FIFe)?

Pues este es un gran debate, según la FIFe, solo hay 46 razas pero hay otros organismos y asociaciones que consideran que deberían ser incluidas hasta 100. El listado ·"oficial" lo podéis encontrar por ejemplo en este artículo de Fayerwayer.

4. Todos los gatos maúllan, pero hay una que tiene especial fama de parlanchina. ¿Sabes a cuál nos referimos?

El siamés tiene fama de ser la raza más charlatana y entre los más callados destacan entre otros el habana, el fold escocés o el bengalí, que no es que no miaguen sino que lo hacen de forma mucho más suave. 

5. Los perros tienen 18 músculos en las orejas y los gatos ¿Sabes cuántos tienen?  

Tienen 32, muchos más que los perros, lo que les permite rotarlas hasta 180º

6. Los gatos suelen vivir más que los perros, pero ¿Sabes cuántos años vivió el que se considera el gato más longevo del mundo?

El que se considera el gato más viejo del mundo falleció en 2020 a los 31 añitos de nada. Era un gato de raza Maine Coon y se se llamaba Rubble.

7. Herederos de grandes fortunas, aunque no es la única, es una de las más conocidas: Choupette fue la gata de Karl Lagerfeld, ¿Sabes a cuánto ascendió su fortuna cuando el diseñador falleció?

Pues la friolera de 433 millones de dólares heredó la gatita ni más ni menos. Qué envidia y de la mala además...

8. Y la última, ¿Cuánto crees que mide el que se considera el gato más pequeño del mundo?

Se llamaba Tinker Toy (y tan toy...) y se hizo con el récord Guiness porque de adulto este blue himalayan-persian apenas alcanzaba 7 cm de altura y tenía solo 19 cm de largo. Para que visualicéis de forma más clara  su tamaño, 7 cm es más o menos el largo de un lápiz, ergo, Tinker Toy debía de parecer un llavero en movimiento.

Y esto hay amigos,

Otro día más,

¡Cuídense!

YWC





Info de la buena en Purina, National Geographic, El Periódico, Tienda Animal y Muy Interesante

Entradas populares de este blog

9 Curiosidades sobre gaviotas que quizás desconocieras

Siempre he pensado que el mundo sería indudablemente un lugar muy triste si no existiesen los pájaros y mi breve incursión en el mundo gaviotil no ha hecho más que reafirmarme en esta afirmación. Como estoy segura, o quiero pensar, que no soy la única a la que le apasionan los pajaruelos urbanos, voy a recolectar algunas de las anécdotas que más me han llamado la atención en un primer acercamiento a la fauna avícola urbana. Pido perdón por adelantado a biólogos y ornitólogos por lo superfluo de mi conocimiento pajaril. Empiezo como no podía ser de otra forma con las gaviotas porque Mariano ha hecho que mi visión de estas poderosas y hasta cierto punto peligrosas aves marinas haya cambiado. Gaviota Patiamarilla. Fuente:  SEO     Las gaviotas: Pueden beber agua salada y expulsarla en forma de lágrimas. ¿WTF? No pueden volar si no hay viento. La calma chicha como criptonita de gaviotas, ¿quién lo hubiera pensado? Pueden caminar sobre el agua gracias a la membrana q

UN PERRO ADOPTADO EN CASA

La entrenadora canina Miriam Sainz nos habla de la llegada de un nuevo perro a casa. Podéis leer más sobre ella y su trabajo en su página web Siente a tu perro . Es alentador ver cómo hay gente con un gran corazón preocupados por el bienestar de los animales, que se decide por ir a adoptar uno de los muchos miles de perros/as que esperan una oportunidad en una protectora o albergue. Sin embargo, tener un gran corazón no sirve demasiado cuando no se tiene el conocimiento adecuado de qué hacer con el recién llegado… En muchas ocasiones la gente confunde haber abierto su corazón a un perro adoptado con la obligación por parte del peludo de dar su amor incondicionalmente desde el minuto uno, y no es así —o no tiene porqué serlo—. En primer lugar, cuando vayas a escoger un perro en adopción, deberías visitar varias veces el lugar de donde va a ser recogido, interactuar con el perrete y conseguir que te reconozca y se sienta cómodo contigo. Si tienes la posibilidad, sería estupendo pod

Adiós Cordera...

Hoy es uno de esos días que escribir me duele. No me lo tengáis en cuenta, un trocito de mí, se quedó hace tres jueves en la consulta del veterinario.  Las despedidas me rompen por dentro. Me rasgan de arriba abajo arrancándome pedazos de algún punto allá dentro, que no recordaba cuanto dolía. El jueves 28 de abril se me murió Vaca. Bueno se me murió no, más bien tuve que morirla y con la cabeza aún confusa de sentimientos, como con una resaca enorme de desasosiego y angustia, no puedo dejar de pensar en todos los que reniegan de la Ley de la Eutanasia. No es el momento de hacer política y lo sé, pero es tan jodido asumir esa decisión... Lo pasa uno tan mal... Es tan complicado tener que tomar esa iniciativa, que no entiendo como nadie puede pensar que aplicarlo a un ser humano al que quieres te va a resultar tan sencillo finiquitarlo, como que entre el abuelo en urgencias con un esguince de muñeca y acabe en la mesa del forense...  Soy muy bruta ya lo sé, y escupo rabia, pero yo le h