Ir al contenido principal

Cuidado con las garrapatas

 Odio las garrapatas y acabo de tropezarme con una...

Por eso ahora que se acercan los días en los que muchos de vosotros escogéis montaña por delante de playa, no está de más recordar algunas cuestiones de estos desagradables parásitos que a veces involuntariamente nos traemos con nosotros de souvenir tras un día en el campo...

Garrapatas:

  • Son ectoparásitos, se alimentan de sangre y no discriminan, lo mismo te las encuentras en perros, que en pájaros, que en reptiles, que en humanos.
  • Hay que tener especial cuidado en zonas en las que paste ganado u herbívoros salvajes como los venados, rebecos, ciervos, corzos...
  • La hierba alta y el envés del helecho suele ser sinónimo garrapatil
  • Además de ir con el calzado adecuado es preferible que tu piel esté cubierta (ya sabes, calcetines por encima de los pantalones y esas cosas). Tu perro no va vestido para la ocasión, por lo que es preferible que lo revises y peines cuidadosamente tras el paseo.
  • Si ya es tarde y os la habéis traído de visita recuerda que pueden ser vectores de enfermedades tanto para ti como para tu perro, por lo que observa cambios en el comportamiento tras detectarlas.
  • Si no tienes pinzas para extraer la garrapata es preferible que te la extraiga un profesional. 
  • También puedes aplicar productos específicos para que el parásito muera y quitarlo después para evitar complicaciones.
Tampoco está de más recordar que aunque pueden transmitir enfermedades, no hay una relación matemática entre encontrarnos una garrapata en nuestro cuerpo o en el de nuestro mejor amigo, y que esto signifique automáticamente enfermedad y muerte. 

Por lo que precaución y prevención ante todo, pero que un ectoparásito no os impida ver el bosque, ni mucho menos disfrutar de él.

Que tengáis un feliz verano en la playa o en la montaña,

YWC



Comentarios

Entradas populares de este blog

UN PERRO ADOPTADO EN CASA

La entrenadora canina Miriam Sainz nos habla de la llegada de un nuevo perro a casa. Podéis leer más sobre ella y su trabajo en su página web Siente a tu perro . Es alentador ver cómo hay gente con un gran corazón preocupados por el bienestar de los animales, que se decide por ir a adoptar uno de los muchos miles de perros/as que esperan una oportunidad en una protectora o albergue. Sin embargo, tener un gran corazón no sirve demasiado cuando no se tiene el conocimiento adecuado de qué hacer con el recién llegado… En muchas ocasiones la gente confunde haber abierto su corazón a un perro adoptado con la obligación por parte del peludo de dar su amor incondicionalmente desde el minuto uno, y no es así —o no tiene porqué serlo—. En primer lugar, cuando vayas a escoger un perro en adopción, deberías visitar varias veces el lugar de donde va a ser recogido, interactuar con el perrete y conseguir que te reconozca y se sienta cómodo contigo. Si tienes la posibilidad, sería estupendo pod

Los osos del parque San Francisco: Petra y Perico

La verdad es que esta entrada bien podría haberla titulado cómo hemos cambiado , pero mejor, yo os cuento quiénes eran Petra y Perico, y ya vosotros si eso sacáis vuestras propias conclusiones. Básicamente para todos los que no somos de Oviedo, y probablemente para gran parte de los ovetenses nacidos a partir de 1976, Petra y Perico, son tan solo dos nombres anacrónicos. Connotaciones diferentes tienen para los que rozan la cincuentena, que son quienes conocen a los osos a los que me estoy refiriendo. Para el resto, profanos todos, os cuento: Allá por la mitad del siglo pasado, para ser más precisos en su ecuador, en el año 1950 un cazador en Somiedo mató a una osa. Parece ser que la osa cayó en un lazo y según las crónicas de la época el bestia del cazador, remató al animal palos, que ya hay que ser bárbaro… La matase como lo hiciera, aquella osa tenía dos esbardos , una hembra, que pasó a denominarse Petra y un macho, que durante su corta vida se llamaría Perico. Ambos osezn

9 Curiosidades sobre gaviotas que quizás desconocieras

Siempre he pensado que el mundo sería indudablemente un lugar muy triste si no existiesen los pájaros y mi breve incursión en el mundo gaviotil no ha hecho más que reafirmarme en esta afirmación. Como estoy segura, o quiero pensar, que no soy la única a la que le apasionan los pajaruelos urbanos, voy a recolectar algunas de las anécdotas que más me han llamado la atención en un primer acercamiento a la fauna avícola urbana. Pido perdón por adelantado a biólogos y ornitólogos por lo superfluo de mi conocimiento pajaril. Empiezo como no podía ser de otra forma con las gaviotas porque Mariano ha hecho que mi visión de estas poderosas y hasta cierto punto peligrosas aves marinas haya cambiado. Gaviota Patiamarilla. Fuente:  SEO     Las gaviotas: Pueden beber agua salada y expulsarla en forma de lágrimas. ¿WTF? No pueden volar si no hay viento. La calma chicha como criptonita de gaviotas, ¿quién lo hubiera pensado? Pueden caminar sobre el agua gracias a la membrana q