Ir al contenido principal

¿Por qué ladran los perros?

 ¿Qué tal queridas y queridos?, ¿Cómo va esa vuelta a la rutina que constituye el mes septiembre? 

Espero que todas y todos al otro lado de la pantalla la llevéis bien. Hoy para empezar este nuevo curso escolar con buen pie, voy a compartir con vosotros algunos apuntes interesantes que he encontrado sobre el ladrido de los perros.

Si sois uno de esos afortunados cuyo perro no ladra, no sabéis cuanto os envidio. Si por el contrario os encontráis como yo, envueltos en una lucha a brazo partido con vuestros compañeros caninos para intentar corregir su excesiva vocalización, quizás os pueda resultar interesante entender de dónde viene este comportamiento.

A estas alturas de la película, todos sabemos que los perros vienen de los lobos, pero si los lobos no ladran, ¿por qué sí lo hacen los perros? Básicamente se debe a un proceso bilógico de adaptación denominado neotecnia.

Para los profanos como esta humilde servidora, neotecnia según wiki: 

La neotenia (del griego neo-, ‘joven’, y teinein, ‘extenderse’) es uno de los procesos de heterocronía que se caracteriza por la conservación del estado juvenil en el organismo adulto en comparación con su ancestro u organismos cercanamente emparentados, debido a un retraso pronunciado del ritmo de desarrollo corporal en relación con el desarrollo de las células germinales y órganos reproductores, que se lleva a cabo normalmente. Es un fenómeno estudiado en el campo de la biología del desarrollo.

Para entendernos básicamente se trata de que nuestros perros debido a la domesticación, son más parecidos a un lobezno que a un lobo adulto. Esto se traduce en que aún de adultos, siguen manteniendo rasgos que en los lobos son característicos de los cachorros: cabeza y orejas grandes, cara plana, sumisión y vocalización.

Los perros que nuestros ancestros allá por los albores de la tierra seleccionaron, eran aquellos que se caracterizaban por ser más dóciles y sobre todo más útiles. El ladrido probablemente fue propiciado durante generaciones y generaciones de perros ladradores, ya que suponen el mejor y más eficaz sistema de alarma. Así, mientras los lobos utilizan el aullido para comunicarse en largas distancias, ya que es su principal forma de llamada y localización, los perros aprendieron de sus humanos que el ladrido era una buena forma de comunicación social a corta distancia. 

Esto no significa que solo los perros ladren y los lobos aúllen, todos los animales de la familia de los cánidos, desde los dingos a los zorros comparten un lenguaje parecido.

Los propios lobos ladran en distancias cortas y principalmente cuando se encuentran en plena faena de caza a corta distancia de sus presas, pero principalmente ladran sus cachorros cuando compiten por la comida y como una forma de comunicarse con sus madres. Es precisamente este comportamiento infantilizado, el que los expertos creen que se ha mantenido en los perros a lo largo de todo el proceso de domesticación. 

Hay otro aspecto curioso en el ladrido de los perros domésticos, si nosotros hubiéramos sido más capaces de entender las señales no verbales que emitían nuestros cánidos, probablemente los perros no se hubiesen decantado por el ladrido como principal forma de comunicación con nosotros. El ladrido de los perros tiene hoy múltiples funciones, desde el aviso al juego, pasando por las peticiones de atención. 

Y ¿por qué los perros no aúllan? Bueno, muchos sabéis y vivís que los perros sí que aúllan, pero es cierto que utilizan esa forma de comunicación en menor grado que sus parientes salvajes. La razón parece provenir de la misma causa, los humanos favorecemos que los perros ladren cuando les hacemos caso, les tiramos una pelota, les damos comida o los felicitamos por alertarnos de la presencia de extraños. Sin embargo, solemos corregir que nuestro perro aúlle en la noche para comunicarse con otro perro en la lejanía, de ahí según los expertos, que cada vez menos perros aúllen, es un comportamiento menos aceptado por su manada (humana).

Y esto hay, ¡tengan ustedes una muy buena semana!


El aullido in fraganti


YWC


Gente que sabe más de esto que yo y explica muy bien lo de los ladridos:

Lenda Por qué los lobos no ladran

We pec: Por qué empezaron a ladrar los perros

MDZ: Por qué ladran los perros



Comentarios

Entradas populares de este blog

9 Curiosidades sobre gaviotas que quizás desconocieras

Siempre he pensado que el mundo sería indudablemente un lugar muy triste si no existiesen los pájaros y mi breve incursión en el mundo gaviotil no ha hecho más que reafirmarme en esta afirmación. Como estoy segura, o quiero pensar, que no soy la única a la que le apasionan los pajaruelos urbanos, voy a recolectar algunas de las anécdotas que más me han llamado la atención en un primer acercamiento a la fauna avícola urbana. Pido perdón por adelantado a biólogos y ornitólogos por lo superfluo de mi conocimiento pajaril. Empiezo como no podía ser de otra forma con las gaviotas porque Mariano ha hecho que mi visión de estas poderosas y hasta cierto punto peligrosas aves marinas haya cambiado. Gaviota Patiamarilla. Fuente:  SEO     Las gaviotas: Pueden beber agua salada y expulsarla en forma de lágrimas. ¿WTF? No pueden volar si no hay viento. La calma chicha como criptonita de gaviotas, ¿quién lo hubiera pensado? Pueden caminar sobre el agua gracias a la membrana q

UN PERRO ADOPTADO EN CASA

La entrenadora canina Miriam Sainz nos habla de la llegada de un nuevo perro a casa. Podéis leer más sobre ella y su trabajo en su página web Siente a tu perro . Es alentador ver cómo hay gente con un gran corazón preocupados por el bienestar de los animales, que se decide por ir a adoptar uno de los muchos miles de perros/as que esperan una oportunidad en una protectora o albergue. Sin embargo, tener un gran corazón no sirve demasiado cuando no se tiene el conocimiento adecuado de qué hacer con el recién llegado… En muchas ocasiones la gente confunde haber abierto su corazón a un perro adoptado con la obligación por parte del peludo de dar su amor incondicionalmente desde el minuto uno, y no es así —o no tiene porqué serlo—. En primer lugar, cuando vayas a escoger un perro en adopción, deberías visitar varias veces el lugar de donde va a ser recogido, interactuar con el perrete y conseguir que te reconozca y se sienta cómodo contigo. Si tienes la posibilidad, sería estupendo pod

Adiós Cordera...

Hoy es uno de esos días que escribir me duele. No me lo tengáis en cuenta, un trocito de mí, se quedó hace tres jueves en la consulta del veterinario.  Las despedidas me rompen por dentro. Me rasgan de arriba abajo arrancándome pedazos de algún punto allá dentro, que no recordaba cuanto dolía. El jueves 28 de abril se me murió Vaca. Bueno se me murió no, más bien tuve que morirla y con la cabeza aún confusa de sentimientos, como con una resaca enorme de desasosiego y angustia, no puedo dejar de pensar en todos los que reniegan de la Ley de la Eutanasia. No es el momento de hacer política y lo sé, pero es tan jodido asumir esa decisión... Lo pasa uno tan mal... Es tan complicado tener que tomar esa iniciativa, que no entiendo como nadie puede pensar que aplicarlo a un ser humano al que quieres te va a resultar tan sencillo finiquitarlo, como que entre el abuelo en urgencias con un esguince de muñeca y acabe en la mesa del forense...  Soy muy bruta ya lo sé, y escupo rabia, pero yo le h