15 de octubre de 2015

ADAPTACIÓN AL CAMBIO HORARIO

Ya estamos otra vez con los cambios de hora. En la noche del sábado 24 al domingo 25 de octubre atrasaremos los relojes una hora, es decir, tendremos la noche más larga del año.

Esto significa que nos levantaremos con más luz de día, pero también que oscurecerá antes. Y me pasa como en el cambio de primavera, que no lo veo claro; quizás por mis horarios, que por mucho que atrasen una hora seguiré saliendo de casa antes de amanecer. Lo que sí voy a notar, y mucho, es la llegada anticipada de la noche. Para un montón de gente eso significa no ver el sol, porque entras a trabajar antes de que salga y cuando terminas ya no está. 

Mal, muy mal, pero ¿qué le vamos a hacer? se acerca el invierno. Poco a poco nos iremos adaptando.

Y nuestros perros también, porque no nos vamos a descuidar y empezaremos con el truquito de ir cambiando el horario poco a poco para evitar traumas y accidentes domésticos. 

Como hicimos en primavera, vamos a ir  "moviendo" 15 minutos los paseos (y todo lo demás: comida, juegos, etc.), en bloques de 3 días, para que se note menos el cambio. Aunque se trata de atrasar los horarios, al ser solo 15 minutos no habrá dramas.

Supongamos que sales a pasear todas las noches a las 9. El día 25, para tu perro las 9 serán una hora antes que para ti, así que vamos a ver cómo ir retrasando el paseo quince minutos cada 3 días para que lo note menos. Aquí está la tabla para empezar desde hoy mismo: