Buscar este blog

21 de agosto de 2017

GOLPE DE CALOR

Seguimos con los calores, ya sabéis que el tiempo es una gran fuente de temas de conversación je, je, sobre todo en los ascensores. Tontadas aparte, efectivamente es importante que hablemos del calor, porque por estas fechas por desgracia los golpes de calor en los animales son bastante frecuentes. Es importante recordar que nuestros compañeros tardan más en regular la temperatura y que además ésta es más elevada que en los humanos (su media corporal es de 39º)  por lo que la hipertermia es para ellos un verdadero riesgo mortal.

¿Cómo controlan los animales el calor?

Mediante el jadeo y el sudor que solo afecta a las almohadillas de las plantas.

¿Qué situaciones pueden desencadenar el golpe de calor?

Altas temperaturas, humedad alta, espacio reducido y mal ventilado, ausencia de agua y/o sombra, los suelos de cemento, etc.

Factores a tener en cuenta: los animales muy jóvenes o muy viejos, y/o los enfermos, al igual que los humanos, son más propensos a sufrirlos.

Existen además algunas razas más propensas: todas aquellas de morro chato tanto en perros como en gatos: Bulldog, Carlino, Persa, Pequinés…

¿Cuáles son los síntomas?

Falta de fuerzas, temblores musculares, coloración azul de la piel, respiración muy rápida y costosa, corazón a mil por hora y alteraciones en el color de las mucosas y la salivación.

¿Qué hay qué hacer?

Bajar la temperatura de forma paulatina, no de golpe, rehidratar al animal y por supuesto trasladarlo de inmediato a una clínica veterinaria para que evalúe el estado físico del animal y las posibles consecuencias.

Para bajar la temperatura se recomienda:

  • Humedecer con paños mojados cabeza y cuello. También se pueden utilizar pulverizadores de agua en spray.
  • Utilizar cubitos de hielo para refrescar puente de la nariz, ingles y axilas.
  • Humedecer la boca sin obligarlo a beber y tampoco dejando que beba en exceso.
  • Si su respiración vuelve a ser normal, dejarlo reposar sobre una toalla húmeda.


Aunque el golpe de calor puede ser desencadenado por muchas circunstancias hay una que además de fácilmente evitable es de una irresponsabilidad tremenda:

POR FAVOR, NO DEJES A TU PERRO DENTRO DEL COCHE EN VERANO.

Que no lo decimos nosotros, ¡lo dice la Autoridad Competente!:


Fuente twitter  #guardiacivil