3 de enero de 2016

VIEJOS SON LOS TRAPOS

En estas fiestas recibimos muchas felicitaciones, todas las agradecemos, claro está, pero las que más ilusión nos hacen son las de los abuelitos adoptados gracias al Proyecto Senior y que están disfrutando ¡por fin! del calor de un hogar.

Dalton, con sus quince añitos, tan feliz celebrando la Navidad:


Alex, un pequeñuelo que encontró el amor:



Carolina, una abuelita muy decidida, disfrutando del sofá:



Carolina vive con su hermana Mika, adoptada gracias al programa SOS Rescates. Ya veis que ser mayor no es impedimento para disfrutar de la vida, sobre todo si una tiene la suerte de dar con una familia tan estupenda como ésta.



Tango, otro de nuestros mayores, que por fin disfruta con su nueva familia:



Verlos así nos reconforta, nos alegra el corazón, cada día y en especial en estas fechas tan señaladas. Gracias a sus adoptantes por darles una oportunidad y cuidar de ellos.