11 de junio de 2015

¡MI CACHORRO COME CACA!

Por mucho asco que nos dé, comer sus propios excrementos (o los ajenos) no es una conducta rara en un cachorro, y se denomina coprofagia. Así que, lo primero, no te asustes. 

Cuando nacen los perritos, su madre los limpia cuidadosamente, y sigue haciéndolo durante el período de lactancia, y eso incluye limpiar las deposiciones; parte por higiene y parte para evitar que los posibles depredadores les huelan. Aunque no haya ningún peligro, las perras siguen haciéndolo, es una conducta institiva y heredada de sus ancestros, parte de la supervivencia.

Los cachorros imitan la conducta de sus mayores, así que si nadie se ocupa de eliminar los desechos antes de que el cachorro se los pueda comer, éste mantendrá el hábito. Generalmente lo abandonará por sí mismo antes del año, pero en algunos casos lo mantiene, y hay distintas razones para ello:

-Estrés, aburrimiento, o como forma de llamar tu atención.
-Fallos en la digestión, ya sea porque la comida que recibe no tiene muchos nutrientes digeribles, y sale casi como entra, con lo cual los excrementos huelen (y saben) poco más o menos igual que el pienso, o porque tienen algún problema digestivo, como parásitos que les impiden aprovechar los nutrientes de la comida y están siempre hambrientos, o porque no reciben comida suficiente.
-Porque sí: a veces simplemente lo hacen porque lo hacen, o porque les gusta, y no hay más motivo que ése.

Lo dicho, en primer lugar, no te asustes ni armes un alboroto por esto; procura que no lo haga, como siempre sin reñirle ni estresarle; simplemente, trata de evitar la conducta y ataca los posibles motivos: procura que no se aburra, que no se estrese, y cambia de alimentación (y asegúrate de que le das comida suficiente). 

Si nada de esto funciona, consulta a tu veterinario para descartar problemas digestivos, y si por suerte no hay nada de eso, el siguiente paso es recurrir a un educador canino que os dé a ambos las pautas necesarias para cambiar este comportamiento que por muy natural que sea, sinceramente, es bastante desagradable, ¿verdad?


 www.amigosdelperro.org