2 de mayo de 2015

TRANSPORTE DE ANIMALES 5. VIAJAR AL EXTRANJERO


REQUISITOS PARA VIAJAR A OTROS PAISES

Si deseamos viajar con nuestro animal de compañía a otro país es necesario en primer lugar ponerse en contacto con la embajada del mismo a fin de que nos expliquen claramente cuáles son los requisitos que tiene que cumplir nuestra mascota para acompañarnos.

En líneas generales todos los países requieren que nuestros animales estén debidamente identificados, entendiendo como tal en la U.E. la implantación del chip y la posesión de un pasaporte, ambas cosas están normalizadas en toda la U.E. y  los perros tienen que estar vacunados de la rabia como mínimo 21 días antes de realizar el viaje y no se permite el viaje de cachorros menores de tres meses a no ser que se aporte certificado veterinario según el cual el cachorro no haya estado en contacto o nacido en una explotación en contacto con animales salvajes.

Sin embargo, tras estas condiciones mínimas hay países que exigen más condiciones para poder ser acompañados por nuestro perro.

Irlanda, Malta, Suecia y Reino Unido, exigen un certificado de valoración de anticuerpos de la rabia, por lo que con bastante anterioridad debemos de haber vacunado de la rabia a nuestro perro, para posteriormente hacerle la analítica que demuestre que tiene dichos anticuerpos y portar un certificado veterinario que así lo atestigue. En estos países no se permite la entrada a perros de menos de tres meses.

Suecia exige además la vacunación contra el moquillo y la leptopirosis canina.
Estos cuatro países, a los que se añade Finlandia, exigen el cumplimiento de control de equinococos.

Y todos ellos, excepto Suecia, requieren un justificante del control de garrapatas.

En el Reino Unido hay que añadir el hecho de que está prohibida la tenencia de algunas razas de perros y por lo tanto no se puede visitar ese país con ninguna de esas razas que son:

—Pittbull terrier
—Tosa inu
—Dogo argentino
—Fila brasilero

Las consecuencias del incumplimiento de estos requisitos pueden ir desde la reexpedición al país de origen, el aislamiento o el sacrificio.

Por lo tanto todas las personas que deseen viajar con su animal de compañía deberían comenzar la planificación de su viaje por la búsqueda de la información completa para poder desplazarse con su mascota, es decir, conocer al menos con un mes y medio de antelación las exigencias sanitarias del país de destino, por si fuera necesario realizar analíticas o informes, revisar que toda la documentación está en regla,  y los requisitos y condiciones del medio de transporte en el que nos vayamos a desplazar.

No hay que olvidar nunca que las consecuencias de nuestra desinformación pueden perjudicar gravemente a nuestro querido compañero peludo transformando lo que serían unas felices vacaciones en un viaje en el que podríamos regresar solos.


 Lola Moreno
Formadora del curso «Adiestramiento de base y educación canina». Educadora canina y Entrenadora de perros de trabajo y utilidad acreditada por el Principado de Asturias.


www.amigosdelperro.org