Buscar este blog

25 de septiembre de 2014

10 CONSEJOS BÁSICOS PARA RECIÉN LLEGADOS


PAUTAS BÁSICAS PARA CACHORROS

Aquí no vas a encontrar consejos de un veterinario, ni de un adiestrador, ni de un educador. Son sólo los consejos que provienen de la experiencia y del sentido común. Tampoco son todos los consejos posibles o necesarios, solo un racimo de ideas que te irán bien si en tu casa hay un cachorro, sea perro, gato o  cualquier otro animal.

Ármate de paciencia, recuerda que es un cachorro. Durante un tiempo tu vida será un desastre, tu casa más... pero si perseveras y le vas enseñando un poquito cada día, pronto tendrás un perro sociable, equilibrado, con buenos modales y que te adora.

Construye un lenguaje común. Explícale lo que quieres que haga con palabras, con gestos, como sea. Recuerda que no solo no habláis el mismo idioma, sino que además, es un cachorro. Obsérvale con atención para identificar sus señales, gestos, sonidos, etc. Poco a poco aprenderéis a entender al otro, e iréis teniendo un vocabulario común, que incluirá palabras, sonidos, gestos, etc.




Juega con él; no le fuerces a jugar si no le apetece, respeta su descanso; no le rechaces cuando quiera jugar, necesita tu atención. El juego crea vínculos y sirve de aprendizaje para ambos.

Mímale. Acaríciale con frecuencia, que se sienta querido. El contacto físico es muy importante para que crezca equilibrado y emocionalmente unido a ti. Además, facilitará su socialización y su vida de adulto: si está acostumbrado a que le toquen, no pondrá dificultades en el veterinario, la peluquería, etc.

Prémiale, haz que sepa cuándo hace algo bien y dale un premio. Unas bolitas de su pienso, una chuche, más adelante un trozo de salchicha... Da mucho mejor resultado que el castigo.



Nunca le golpees ni le grites, más allá del “NO” que evita un desastre en un momento dado (y que no siempre funciona). El cachorro no hace nada para molestarte, ni tiene mala intención. Simplemente es un cachorro, no siempre entiende bien las cosas, pero para eso estás tú, para enseñarle con cariño, paciencia y perseverancia.

No permitas al cachorro lo que no quieras en el adulto. Los comportamientos aceptados son difíciles de cambiar. Por ejemplo, si de mayor va a dormir en su cama en el salón, no le habitúes a dormir en tu cama porque es un cachorrito y te da pena, porque cuando le eches de tu lado se sentirá rechazado y no sabrá qué es lo que hizo mal.

No dejes que te muerda, aunque no te haga daño o sea gracioso. Crecerá, y ya no tendrá gracia, ¿verdad? ve acostumbrándole a no morderte a ti ni a ninguna cosa que no deba morder en el futuro. Enséñale poco a poco cuáles son sus juguetes, que sí puede morder. Y asegúrate de que tenga suficientes, y adaptados a su edad y dentadura.

Practica la sustitución: si está mordiendo tu zapatilla, ofrécele a cambio uno de sus juguetes; si no quieres que salte sobre la gente y ya sabe sentarse, mándale hacerlo cada vez que intente saltar hacia ti... lámparas nuevas por viejas, ya sabes.



Mantente al mando.  Las reglas las pones tú y él debe saberlo, y también conocerlas perfectamente. Pocas reglas, y muy claras, sin arbitrariedades. El perro no capta matices ni condiciones, no comprenderá que puede subirse al sofá si no hay visitas pero no puede subirse si hay visitas, por ejemplo; la regla debe ser clara y única, sin desviaciones: o siempre puede, o nunca. No necesitas ponerte en plan autoritario: a fin de cuentas, depende de ti para todo, tanto a nivel físico como emocional, está loco por agradarte.

Y si con estos primeros consejos no es suficiente, y tienes problemas que no puedes resolver por ti mismo o simplemente quieres un perro tan bien educado que sea la envidia del barrio, ¡recurre a los profesionales!


Amigos del Perro dispone de un equipo de educadores caninos con experiencia en distintos campos, coordinado por Lola Moreno. 

En la consulta de evaluación se determinará la conveniencia de impartir las sesiones siguientes a domicilio, dependiendo de cada caso. Contacto: info@amigosdelperro.org


TARIFAS EDUCACIÓN CANINA

PRECIO

Primera consulta (evaluación)

40€
Sesión 30 minutos
25€
Bono 8 sesiones de 30 minutos
100€
Impuestos incluidos