Buscar este blog

13 de febrero de 2014

NIÑOS Y GATOS I


¿Qué hacer cuando llega un bebé teniendo gatos?


Somos muchos a los que nos entran todo tipo de dudas y miedos cuando nos encontramos cara a cara con un embarazo. En este caso, los médicos no son especialmente comprensivos y desde el primer momento te preguntan si hay algún animal en casa o directamente te ordenan que te deshagas de él sin importarles nada más. Este fue mi caso, cuando hace ya siete años, mi médico de cabecera me ordenó con total frialdad que abandonara a mis gatos, con los que llevaba conviviendo 4 y 2 años. En ese momento me quedé tan impactada por la idea de que me quitaran a mis peluditos a los que tanto quería que no supe reaccionar. Pero no dispuesta a doblegarme ante semejante orden, comencé a informarme e investigar hasta qué punto era necesario que mis pequeños se separaran de mí.




Mi primera idea fue visitar al veterinario y consultarle. Y por suerte fue allí donde recibí mi mayor alegría. ¡¡No era necesario en absoluto que mis pequeños se fueran de casa!! Mis gatos eran negativos en toxoplasmosis, no salían de casa y toda su alimentación consistía en comidas envasadas para gatos.

Y os preguntaréis ¿Qué es la toxoplasmosis? La respuesta, en mi siguiente artículo: Niños y gatos II.


Julia