Buscar este blog

16 de julio de 2014

TERAPIA ASISTIDA CON PERROS - C.P. VILLABONA


NUEVO ACUERDO DE COLABORACIÓN PARA ACTIVIDADES DE TERAPIA ASISTIDA CON PERROS  ENTRE LA FUNDACIÓN AMIGOS DEL PERRO Y EL CENTRO PENITENCIARIO DE VILLABONA

LA FUNDACIÓN AMIGOS DEL PERRO FIRMA UN NUEVO ACUERDO CON EL CENTRO PENITENCIARIO DE VILLABONA A FIN DE PARTICIPAR EN LAS TERAPIAS ASISTIDAS POR PERROS DESARROLLADAS CON LOS INTERNOS.

En julio entran en vigor las novedades del acuerdo de colaboración firmado por la Fundación Amigos del Perro y el Centro Penitenciario de Villabona, a fin de mejorar la situación de los internos del centro y la educación y socialización de los canes tutelados por Amigos del Perro.

Estas Terapias Asistidas con Animales, que se vienen realizando desde el 2010, suponen un beneficio para ambas partes: los internos mejoran sus posibilidades de reinserción trabajando comportamientos responsables y socialmente aceptables, y los perros tutelados por la Fundación aumentan sus posibilidades de ser adoptados, dado que mejoran su socialización y aprenden comportamientos y educación básicos. Este año se amplían las actividades con una serie de conferencias relacionadas con los animales, sus necesidades, comportamiento, lenguaje corporal, señales sociales, etc.

Este acuerdo amplía las actividades desarrolladas desde el año 2010 con la Unidad de Terapia del Centro de Villabona, momento en el que se empezaron a ceder perros para habitar en las instalaciones destinadas para ellos en Villabona.

 A partir de ahora, además de ceder los perros para su socialización y educación, se desarrollarán conferencias para los internos en las que se tratarán las diversas necesidades que tienen los perros, su comportamiento, comunicación con los mismos, etc.

El centro penitenciario de Villabona utiliza las Terapias Asistidas con Animales como una eficaz herramienta de trabajo con el objetivo de potenciar la responsabilidad de los internos, así como mejorar su autoestima, reducir los comportamientos antisociales, incrementar la empatía y en general mejorar su calidad de vida mediante la adquisición de hábitos saludables.

Todos estos objetivos ayudan a que la reinserción de los internos en la sociedad se pueda desarrollar de una manera satisfactoria una vez finalizado el período de reclusión.

La Fundación Amigos del Perro colabora con esta terapia cediendo a perros abandonados que tutela y para los que busca adopción. Estos perros son alojados en unas dependencias especiales para ellos, y durante el tiempo que forman parte de la terapia son educados por los internos que participan en la misma.


Con estas actividades se mejora la sociabilidad de los perros con las personas, y se incrementan sus posibilidades de adopción, ya que las familias que los adoptan se encuentran con un perro que está educado, que no tira de la correa, que está acostumbrado a la vida social, demostrando, una vez más, que no es necesaria una raza concreta de perros para incrementar nuestro bienestar a través de la tenencia responsable de animales y se dan nuevas oportunidades a los animales abandonados.