Buscar este blog

30 de octubre de 2014

ENFERMEDADES EN LOS GATOS I


Los gatos, como todos los seres vivos, padecen enfermedades pudiendo ser éstas de carácter general o de carácter infeccioso.

ENFERMEDADES DE CARÁCTER GENERAL.

Como más comunes se pueden presentar:

◊ALERGIAS: nuestro gato puede estar sufriendo algún tipo de alergia si lo vemos con tos, estornudos, dificultad respiratoria, o bien con problemas dermatológicos, o sea en la piel, se rascan y lamen mucho, incluso llegan a arrancarse el pelo por el picor intenso que están sufriendo. En cualquier caso, es necesario llevar a nuestro gato al veterinario para que determine el agente causante de la alergia y evaluar la eliminación del mismo del entorno del animal, además de suministrarle la medicación que sea conveniente en cada caso.

◊ENFERMEDADES RESPIRATORIAS, como la BRONCONEUMONIA que es una inflamación de los bronquios provocada por calcivirus, veremos que nuestro gato tiene los ojos llorosos, mucosidad purulenta, tos e incluso pueden aparecer úlceras en la boca del mismo. Otra enfermedad respiratoria es la denominada GRIPE DEL GATO causada por un herpesvirus, la sintomatología es similar a la del caso anterior. En ambos casos es necesario llevar a nuestro gato a la clínica veterinaria para que determinen el tratamiento más adecuado. No hay que olvidar que los gatos comen porque los alimentos huelen, si tienen problemas respiratorios muchos de ellos pierden el apetito o las ganas de alimentarse lo que puede dar lugar a problemas añadidos. En estos casos también resulta útil el ambiente húmedo de los baños de vapor, tal y como se había hablado en el caso de la tos de las perreras, podemos meter a nuestro gato en el baño cuando nos duchamos/bañamos para que el vapor desprendido por el agua caliente ayude a despejar las vías respiratorias.

◊ENFERMEDADES OCULARES: las cataratas por ejemplo se detectan a simple vista y la solución es quirúrgica, también pueden tener conjuntivitis o lo denominado entropión (párpado inferior vuelto hacia el ojo). Si vemos a nuestro gato con legañas o lagrimeo abundante es conveniente acudir a la clínica veterinaria para evaluar la posible existencia de un problema.

◊ENFERMEDADES GASTROINTESTINALES: provocados por una infección, un virus, parásitos intestinales, etc. Los síntomas son fáciles de observar diarreas, vómitos, pérdida de apetito, puede que el gato se revuelque por la casa si tiene cólicos y ante la presencia de este tipo de comportamiento es necesario acudir urgentemente a una clínica veterinaria.

◊ENFERMEDADES INFLAMATORIAS: puede ser una inflamación de la mucosa bucal provocada por sarro y que puede afectar a las encías y a la lengua del gato siendo dolorosa para el gato sobre todo a la hora de alimentarse. También pueden padecer faringitis cuyo origen suele ser vírico y veremos que nuestro gato muestra dificultades para tragar, tos, fiebre, cansancio y falta de apetito.

Dentro de las enfermedades inflamatorias es necesario destacar:

◊OTITIS o inflamación del conducto auditivo, que se puede producir por la presencia de ácaros, hongos o bacterias en las orejas y que además de ser dolorosa, puede desembocar en la perforación del tímpano, tendremos que vigilar que las orejas estén limpias y no tengan una secreción marrón que indicaría la existencia de parásitos.

◊CISTITIS o síndrome urológico felino, también conocido como FUS, se debe a la formación de cálculos que pueden obstruir el conducto urinario, impidiendo que el gato pueda orinar de forma normal, de hecho si vemos que nuestro gato deja de usar su bandeja, intenta orinar varias veces al día, pero no puede, bebe mucho, se lame continuamente por la zona urinaria, etc. es necesario llevarlo urgentemente a la clínica veterinaria para que no llegue a obstruirse el conducto totalmente lo que le supondría un gran dolor, en la clínica además de eliminarle los cálculos lo más normal es que le prescriban una dieta adecuada a su problema que evitará que este se produzca en el futuro.

◊INSUFICIENCIA RENAL, se presenta en gatos ya de cierta edad y es bastante frecuente. Los riñones felinos realizan una intensa tarea de filtrado ya que, al ser animales carnívoros, el metabolismo de la proteína animal es uno de los elementos de la dieta que más residuos tóxicos genera. Esto hace que sean los órganos que antes puedan empezar a fallar con el tiempo. Podemos sospechar de este problema si nuestro gato come menos, adelgaza e incrementa mucho el volumen de agua que bebe y de orina que elimina.

Servicios Veterinarios de Amigos del Perro