Buscar este blog

16 de enero de 2015

Je suis Charlie Hebdo




Hoy no vamos a hablar de animales. Me vais a permitir esta licencia pero después de más de un año solicitando a distintos dibujantes el uso de algunas de sus imágenes para ilustrar nuestra causa, me siento literalmente en deuda con esta profesión que tan generosamente nos ha cedido la reproducción de sus trabajos. 

No voy a entrar a comentar el atentado del miércoles sobre el que tantos ríos de tinta se han vertido. Solo quiero rendir este humilde homenaje a todos los fallecidos, porque como comentaba alguien uno de estos días, Charlie Hebdo ha dejado huérfanas a dos generaciones de franceses quiénes han sentido como la semana pasada se les arrancaba una parte de su historia. 

No tengo nada más que decir. Bueno sí, un pequeño pero necesario inciso: un abrazo fuerte a la comunidad musulmana que ha rechazado de pleno el atentado, porque efectivamente relacionar a algún dios, sea el que sea, con el fanatismo, no deja de ser utilizar su nombre en vano. 

Je suis Charlie