Buscar este blog

24 de julio de 2017

PELOS, PELOS EVERYWHERE…

Retomando el tema muda de pelos que tanto preocupa a muchos propietarios, vamos a aprovechar para recolectar algunos consejillos que alivien la pesada tarea de librarnos de los pelos sobrantes de nuestros animales:

1. Cepillado: En líneas generales para evitar el excedente se recomienda cepillarlos de manera frecuente, de esa forma retiramos el pelo muerto que de otra forma nuestra mascota iría soltando alegremente por la casa. Es importante utilizar los cepillos adecuados:

  • De cerdas para pelo corto, duro y liso
  • Guante: Pelo muy corto
  • Cepillo alisador: Pelo largo o mediano y rizado o liso
  • Escarpidor: diferentes tipos en función del pelo de nuestro animal, hay que manejarlos con cuidado porque a menudo cortan o quiebran el pelo.


¿Y si no se deja cepillar? Pues bienvenido a mi mundo. En principio se recomienda acostumbrarlos desde pequeños, cuando son adultos utilizar los consabidos premios y sobre todo hacer del cepillado un momento relajante y no estresante. Procura comenzar con sesiones cortas y suaves en la dirección del pelo, aunque al principio no consigas “una sesión de peluquería completa” siempre es preferible que se vaya adaptando al sistema e ir alargando poco a poco los tiempos del cepillado que convertirlo en una fuente de estrés para ti y para él.

Punto extra para los alérgicos: cepilla siempre en el exterior. El cepillado conlleva el desprendimiento de capas muertas de piel (caspa) que puede ser el causante de tu alergia, por lo que mejor cepillarlo fuera de casa, recogiendo después las pelusas.


2. Baño: El baño puede ayudarnos a eliminar enredos y agilizar la caída del pelo muerto, pero recuerda: los baños tienen que ser puntuales, no muy frecuentes y siempre hay que utilizar productos específicos adecuados a las necesidades del pelo y la piel de las mascotas.


3. Limpieza en casa: Ármate de paciencia y un arsenal para luchar contra el exceso de pelo:
  • Mopa: maravilloso instrumento para atrapar pelos en terrazo, azulejo y tarima flotante. En el parquet y la madera natural no resulta tan efectiva por las rugosidades y cavidades que hacen que el pelo se quede encajado. Personalmente prefiero la mopa a la escoba ya que la segunda hace revolotear los pelos de un lado a otro.
  • Aspirador: ¿alfombras? pues ya sabes lo que te queda… Aspirar y renovar continuamente la bolsa. Y al menos una vez al año hacerlas pasar por la tintorería. Recuerda limpiar el filtro de la aspiradora para que no se atasque. Recomiendan el mismo consejo (revisar filtros) en los aparatos de calefacción o aire acondicionado.
  • Otros aliados: adhesivos para eliminar pelos de la ropa; paños húmedos que hacen que se adhieran los pelos a los mismos: ojo, el problema luego es quitar el pelo del trapo en cuestión… 


Pelos… Es el precio que tenemos que pagar por nuestra convivencia animal, pero desde mi humilde punto de vista, merece la pena asumirlo. J