Buscar este blog

8 de noviembre de 2015

PERRO A BORDO

Accesorios útiles para llevar al perro en coche

No es lo mismo un trayecto corto hasta el parque o el veterinario que salir de vacaciones, aunque hay algunos elementos que necesitaremos en ambos casos. Tampoco es igual llevar un mastín que un yorkie, y si tu perro es pasajero habitual del vehículo, te convendrá tener un equipamiento mínimo siempre disponible.



La normativa básica indica que el perro ha de ir sujeto en el vehículo, sin que pueda interferir en la conducción. Y el sentido común aconseja que, además, vaya cómodo y seguro.

Seguridad. Sistemas de protección para mantener al perro alejado del conductor y los mandos, y aumentar su seguridad:

Anclaje al cinturón de seguridad. Si tu perro lleva collar, por su seguridad y tu tranquilidad, ponle un arnés para ir en coche. Si es un pasajero habitual, deja en el coche un arnés acolchado ya preparado con su anclaje.

Manta para asiento. Se sujeta a los reposacabezas de los asientos traseros y delanteros, y además de mantener limpia la tapicería, evita que el perro se caiga al suelo. Elige una lavable, con la parte de abajo impermeable y la de arriba confortable, de tela o polar. Asegúrate de que tenga hueco para pasar el anclaje al cinturón.

Barrera de protección. Dependiendo del tipo de coche, el uso que le das y el tamaño de tu perro, te puede resultar más cómodo separar una zona (maletero abierto o asientos de atrás) con una red o una rejilla. Si pones una barrera no necesitas sujetar al perro, pero cuida de que no pueda golpearse si frenas de golpe.

Transportín. Si te resulta más cómodo llevar a tu perro en un transportín, déjalo instalado en el vehículo y asegúrate de fijarlo adecuadamente para que no se mueva y de mantenerlo limpio. Es la única forma en que podrá viajar el perro ajustándose a la normativa si por algún motivo sólo puedes llevarlo en el asiento del copiloto.



Comida y agua. Lleva siempre en el coche una botella de agua fresca y un recipiente para utilizar como bebedero. En viajes más largos, también un comedero y pienso. 

Botella dispensadora. Perfecta para viajes cortos, llevas en una pieza el agua y el bebedero.

Cuenco plegable. No ocupa nada y te será muy útil en caso de imprevistos.

Comedero doble. Muy práctico en viajes largos, te permite ponerle agua y comida a tu perro en las paradas, no se rompe fácilmente, y lo puedes llevar de forma habitual en el maletero.
Lleva una toalla para limpiarle las patas a tu perro antes de subir al coche después de un paseo por el campo o la playa, o secarlo si se moja. Él estará más cómodo y tu coche más limpio.



Limpieza. 

Toalla. Para limpiarle las patas a tu perro antes de subir al coche después de un paseo por el campo o la playa, o secarlo si se moja. Él estará más cómodo y tu coche más limpio. Mejor si es de microfibra, abultan menos y secan mejor.

Toallitas húmedas. Para caso de emergencia, pero procura no abusar, que suelen tener alcohol (elige las de bebé, si es posible, que son menos agresivas) y productos químicos que podrían resultar peligrosos al lamerse el perro.

Bolsas de plástico. No hacía falta recordártelo, ¿verdad? 

DiversiónEspecialmente en viajes largos, puede interesarte tener al perro entretenido. Una pelota, un juguete de morder o algunas chuches le harán más llevadero el trayecto.

Y no olvides que, además del chip, es conveniente que tu perro lleve una placa en el collar con tu número de teléfono. Si se pierde, podrán ponerse en contacto contigo con mucha facilidad. ¡Buen viaje!


Nota: Todas las fotografías son de artículos en venta en mundoAnimalia, tienda online con una sección para animales en adopción e interesantes foros de consulta.