Buscar este blog

24 de enero de 2014

VOLUNTARIOS EN ACCIÓN: LAURA GARCÍA




Laura ha sido hasta hace muy poco trabajadora del Albergue de Serín, y sigue siendo voluntaria de la Fundación Amigos del Perro, ahora que comienza su propia aventura, de la que os hablaremos muy pronto.




Ella puede hablarnos no solo de las actividades de los voluntarios, sino también del trabajo diario de los albergues.



¿Qué haces?

Como trabajadora del Albergue de Serín mi función junto con mis compañeros/as es de velar por el bienestar de los animales que allí se tutelan. Limpieza de jaulas, medicar, alimentar, tramitar las adopciones y recogidas de animales e intentar aconsejar a los adoptantes sobre qué tipo de perro o gato es el más adecuado para su estilo de vida, dependiendo siempre del tiempo de que dispongan, experiencia, si hay niños o no, si tienen más animales ya... por que no siempre el perro que les gusta físicamente es el más adecuado. 



Procuramos siempre buscar las mejores familias para nuestros peques, y por supuesto les damos todo el cariño que podemos con el poco tiempo de que disponemos. 



También se puede decir que los trabajadores ejercemos de voluntarios, ya que siempre trabajamos mas horas de las que se firman en un papel. Nos quedamos para hacer cosas que en nuestro horario no nos da tiempo como cortar el pelo a algún perrín, intentar sociabilizar al que lo necesita, pasear perrinos que son casos especiales y en definitiva hacer todo lo que podamos para favorecer la adopción de cada uno de ello.





¿Por qué lo haces?

Porque ellos lo merecen todo y no piden nada. Bueno sí, piden cariño a todas horas. Y no conozco a ninguna persona que solo pida eso, por ello para mi son el mejor ser que pueda pisar este mundo. Todos tenemos días malos pero ellos saben y consiguen que aunque sea por unas horas te olvides de todo, menos de ellos.






¿Qué consejo darías a los nuevos voluntarios?

La labor de los voluntarios es imprescindible. Son quienes mas pueden ayudar a sociabilizar los animales con los paseos, siempre procurando que en cada paseo se vaya educando al animal lo máximo posible en cuanto a ir tranquilos, que no tiren de la correa, que vean mas perros etc. Y ya de paso... en los paseos seria muy bueno aprovechar para cepillarlos. 



Los nuevos voluntarios pueden ayudar de muchas maneras, viniendo a los albergues a pasear, difundiendo en Facebook, ayudando en los mercadillos y eventos, asistiendo con un perrín de los albergues a los paseos solidarios, reuniendo donativos (mantas, comida, quesitos, lejía, salchichas, juguetes, collares, correas, lo que sea). Nunca se sabe lo gratificante que es hasta que se prueba.


Así que animo a todo el mundo a que ayude a los peludinos de la manera que puedan. Aquí todo vale.