Buscar este blog

3 de abril de 2014

HIGIENE BUCAL DEL PERRO III



Amigos del Perro presenta una nueva campaña para promover y mejorar la salud dental de nuestros perros: limpieza dental (con anestesia general) por solo 80€, en la Clínica Veterinaria de Amigos del Perro (Lugones) del 15 de abril al 15 de mayo de 2014. ¡Pide ya tu cita!



La higiene oral puede dividirse en higiene primaria (la verdadera prevención, es decir, la higiene de las encías sanas antes de que empiece la enfermedad periodontal) e higiene secundaria (prevención de las recidivas tras el tratamiento periodontal profesional de una enfermedad periodontal preexistente). En cualquier caso, la prevención primaria es siempre preferible porque es más precoz y, por lo tanto, más eficaz. Es necesario educar al cachorro desde el primer momento.

Aunque la higiene oral se aplique a perros de todas las razas, el que más la necesita es el perro de raza pequeña.





El cepillado

El cepillado dental es el método más eficaz para controlar la placa dental supragingival.




Aunque el cepillado sea la referencia para mantener la higiene oral, no es una tarea fácil para el propietario. Este cepillado se puede complementar con la utilización de sustancias químicas activas como la clorhexidina que, en la actualidad, sigue siendo el producto más eficaz.




La alimentación

Los agentes activos contra la placa dental o el sarro pueden incorporarse a una croqueta o una barrita masticable para que se liberen en la cavidad oral durante la fase de masticación. Los agentes antisarro, como los polifosfatos, fueron los primeros estudiados. La quelación del calcio salival es la responsable de la inhibición de la formación de sarro. Para facilitar la liberación y el contacto con el calcio de la saliva, los polifosfatos deben incorporarse a la cobertura de las croquetas.

Un alimento seco es potencialmente interesante para la higiene oral si la forma y la textura de las croquetas, cuando están especialmente concebidas para un tamaño o una raza de perro específicos, contribuyen a realizar un cepillado pasivo de los dientes. Para obtener un cepillado de la superficie dental cuando el perro está comiendo, es necesario que el perro muerda la croqueta y que sus dientes puedan penetrar profundamente en ella antes de que se parta. El tamaño y la raza son dos parámetros que influyen en la presión que se ejerce en la croqueta en el momento de morderla.

Carlos Querol

Veterinario de la Fundación Amigos del Perro