Buscar este blog

21 de abril de 2014

SE ADMITEN MASCOTAS: RURALIDADES


Siguiendo con el post anterior, si el otro día hablábamos de entornos urbanos a los que ir con perro, no podemos dejar de lado la gran oferta que existe en los alojamientos rurales para este mismo cometido. He de reconocer que en los últimos años cada vez me encuentro más oferta para viajar con perro en las ciudades pero que los grandes precursores, a mí modo de ver, fueron los establecimientos rurales. Esto es sin duda alguna, una buena noticia dado que aunque los abandonos se deben a la irresponsabilidad (y la falta de corazón y/o escrúpulos) de determinados individuos, las dificultades de poder desplazarse con perro o acceder a determinados lugares y establecimientos han incidido negativamente en el número de animales sin hogar. Poco a poco, la hostelería va ampliando su clientela y ha descubierto en las mascotas un público objetivo con el que no había contado hasta ahora.

Fuente Imagen: http://www.sextaestrella.com/wp-content/uploads/2009/07/iconpetfriendly_lg.gif 


El caso de las casas rurales es un referente para mí como viajera con perro. Supongo que su mayor flexibilidad a la hora de permitir la presencia de cánidos en sus establecimientos viene determinado por distintas cuestiones:

-         Poder alquilar la casa en su totalidad. De este modo se garantiza que la presencia de perros no va a molestar a otros inquilinos

-        El entorno se presta a la presencia de animales (la mayor parte de ellas suele contar con terreno)

-         Presencia permanente de animales en el lugar

-         Distinto concepto de alojamiento: no tiene nada que ver con la pulcritud y “esterilidad” de los hoteles. Las casas rurales aunque limpias y cuidadas, no tienen esa imagen de asepsia, sino que están más vinculadas al concepto de “casa” o de “hogar”. Suele tratarse de lugares más personalizados por lo que la estancia se asocia más a ir de visita que a alquilar un alojamiento.

-         Su emplazamiento atrae a un público diferenciado de los hoteles (familias con niños, perros, montañeros, senderistas, grupos de amigos… etc.)

Sea como fuere, lo cierto es que hay una gran oferta de casas rurales que admiten mascotas. De hecho hace años solíamos alquilar una casa rural en las cercanías de la ciudad a la que pensábamos desplazarnos por la imposibilidad de encontrar un hotel que permitiese que el perro durmiese con nosotros. En fin. Hablemos de casas rurales. Bajo mi humilde opinión y como buena urbanita creo que las casas rurales son destinos ideales cuando viajas con perros o niños. Te permiten salir de una rutina de ciudad, desconectar y darle un poco de libertad a tus acompañantes infantiles o caninos. La oferta de casas rurales es muy amplia y suele tratarse de establecimientos renovados que cuentan con todo el equipamiento para tu estancia y la de tu familia. La mayor desventaja que tienen es que a menudo se encuentran algo aisladas por lo que se debe contar con la necesidad de un coche para los desplazamientos. Por el contrario ofertan otras posibilidades de ocio vinculadas a la naturaleza. Además te garantiza la posibilidad de dejar al perro en la casa si precisas o quieres hacer cualquier tipo de actividad en la que su presencia no sea bien recibida. Precisamente por esa libertad que confiere el aire libre no está de más realizar una búsqueda de establecimientos veterinarios en las cercanías del alojamiento. Ten en cuenta que son lugares aislados en los que tu perro si es de ciudad se encontrará con situaciones distintas y puede sentirse atraído por lo que no debe (veneno, pequeñas serpientes, etc.), también suele tratarse de lugares con presencia de ganado donde las garrapatas son prácticamente omnipresentes. Para evitar cualquier susto es recomendable estar preparado para emergencias. Buscar el teléfono de un veterinario durante tus vacaciones en la zona rural no te costará nada y puede sacarte de algún apuro.

LARRY, EN ADOPCIÓN EN AMIGOS DEL PERRO

Al igual que hicimos con los hoteles, dejamos a continuación el escueto listado de casas rurales que conocemos de primera mano y que recomendaríamos a cualquiera que precisase desplazarse en esa zona:

-    La casa amarilla. Pardavé de Torío (León) (alquiler íntegro)

-    La casuca de Pimiango. Pimiango (Asturias) (alquiler íntegro)

-  Casa rural El Tombo. Santa Eulalia de Oscos (Asturias) (alquiler íntegro o en régimen de habitaciones)

-  Casa Rural La Hoz del Encinedo. Ortigosa de Cameros (La Rioja) (régimen de habitaciones)

- Casa Rural Antaviana. Cabezón de la Sal (Cantabria) (alquiler de apartamentos temáticos individuales)

Para la búsqueda de los alojamientos rurales además de las páginas de referencia facilitadas en el post anterior, hay que añadir las páginas:

Viajar con perros o su anterior versión Todo perro.


¡Disfrutad de vuestra estancia rural!


María y Javi